¿Cuáles son los peligros de la proteína de soya?

Los alimentos de soya enteros son más bajos en isoflavonas de soya, haciéndolos más seguros que los suplementos a base de soya, que a menudo contienen niveles más altos de isoflavonas.

Los alimentos de soya enteros son más bajos en isoflavonas de soya, haciéndolos más seguros que los suplementos a base de soya, que a menudo contienen niveles más altos de isoflavonas.

La gente ha comido la soya durante casi 5.000 años. Una de sus ventajas más notables es que su contenido de proteína y calidad es comparable a la de los alimentos de origen animal. A pesar de que la soya tiene varias ventajas, incluyendo la capacidad de ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, también existen algunas preocupaciones potenciales para la salud relacionadas con la soya, específicamente con ciertos de sus productos que tienen alto contenido de isoflavonas, como la proteína de soya aislada. La mayor parte de las preocupaciones acerca de la proteína de soya están relacionadas con altos niveles de consumo, aunque el consumo moderado parece ser seguro y benéfico en la mayoría de los casos.

Diferencias entre los productos de soya

Los productos de soya contienen cantidades variables de proteínas. Los alimentos que contienen proteína de soya aislada, por ejemplo, tienen la mayor cantidad de proteínas, seguidos de la harina de soya, las semillas enteras de soya y por último, el queso de soya, también llamado tofu. Esto es importante porque los potenciales efectos secundarios negativos de la soya pueden estar relacionados con el nivel de proteínas y las isoflavonas de la soya. Los alimentos a los que se ha añadido proteína de soya e isoflavonas pueden reaccionar de manera diferente en el cuerpo en comparación con los alimentos enteros de soya como el tofu, la leche de soya y el miso, de acuerdo con el Penn State College of Agricultural Sciences. Los alimentos con mayores niveles de isoflavonas pueden aumentar potencialmente el riesgo de cáncer.

Isoflavonas y cáncer

Las isoflavonas son un componente de la soya que actúan como estrógenos débiles, una vez que están en el interior del cuerpo. Si bien hay investigaciones que respaldan el consumo moderado de soya para prevenir el cáncer de mama, el consumo elevado de soya también puede aumentar el riesgo de cáncer. El Penn State College of Agricultural Sciences señala que cuando se trata de las isoflavonas, más no significa mejor. El consumo de niveles altos durante períodos prolongados puede tener efectos negativos. La ingesta recomendada debe estar entre 35 y 55 miligramos por día, de acuerdo con el Penn State College of Agricultural Sciences. Las isoflavonas de soya pueden ser particularmente peligrosas para las sobrevivientes de cáncer de mama cuando se consumen en dosis altas, señala el Linus Pauling Institute. No obstante, un consumo moderado de 11 g de proteína de soya por día, en realidad puede ser benéfico para las sobrevivientes de cáncer de mama.

Fórmulas seguras para lactantes

La soya es ampliamente utilizada en las fórmulas infantiles, con casi un 25% de fórmulas a base de soya vendidas en Estados Unidos. Las fórmulas de soya tienen niveles relativamente altos de isoflavonas, lo que ha generado preocupación sobre los posibles efectos a largo plazo de las fórmulas de soya en el desarrollo y la función inmune de los niños en crecimiento. Si bien no existe evidencia actual de que las fórmulas a base de soya causen efectos adversos en los bebés, MedlinePlus señala que no hay pruebas suficientes sobre la seguridad de las mismas. Por esta razón, los National Institutes of Health no recomiendan los productos que contienen proteína aislada de soya para los niños.

Consumo seguro de soya

La manera más segura de consumir alimentos de soya es hacerlo en sus formas naturales, como el tofu o el tempeh. Otros alimentos de soya como la leche y el queso de soya, las nueces de soya y las hamburguesas de soya también se pueden consumir con seguridad de 2 a 3 porciones por día, por hombres y mujeres sanos. Para las mujeres con alto riesgo de cáncer de mama, la soya todavía se puede consumir con seguridad una vez o dos veces por semana. Si estás preocupado acerca de los peligros potenciales de la soya, los suplementos deben ser evitados, ya que normalmente contienen niveles más altos de isoflavonas que los alimentos de soya.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por tere colín