¿Cuáles son los peligros del exceso de soja?

La mayoría de las fuentes recomiendan comer alimentos integrales de soja con moderación en lugar de suplementos a base de soja.

La mayoría de las fuentes recomiendan comer alimentos integrales de soja con moderación en lugar de suplementos a base de soja.

La soja se ha relacionado con una serie de beneficios para la salud, incluida la protección contra ciertos tipos de cáncer y los niveles de colesterol. Estos beneficios se han atribuido en gran parte a una sustancia en la soja conocida como isoflavonas. Estos compuestos, que imitan a los estrógenos humanos, son el foco de gran parte de la investigación sobre la soja y la salud humana. Mientras que las isoflavonas de soja pueden tener ciertos beneficios para la salud, el alto consumo de estos compuestos también puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer. La mayoría de las fuentes recomiendan el consumo de alimentos de soja con moderación y evitar los suplementos a base de soja.

Isoflavonas

Las isoflavonas son sustancias activas en los alimentos a base de soja, son una clase de fitoestrógenos compuestos que existen en las plantas estructuralmente similares a los estrógenos que tienen estrógeno como propiedades. Una vez en el cuerpo, estos fitoestrógenos se comportan como estrógenos humanos. En algunos tejidos pueden imitar los efectos del estrógeno y en otros tejidos pueden hacer justo lo contrario, bloquear el estrógeno. Debido a que los efectos de las isoflavonas no se entienden completamente, existe la preocupación acerca de sus efectos a largo plazo sobre el sistema hormonal humano.

El estrógeno y el cáncer de mama

El estrógeno es una hormona que puede causar cáncer de mama en humanos y animales, señala el Sprecher Institute for Comparative Cancer Research at Cornell University. Como resultado, existe la preocupación por la posibilidad de una ingesta elevada de los compuestos similares al estrógeno, como las isoflavonas de soja, afectando negativamente a los sobrevivientes de cáncer de mama. De acuerdo con la University Of Maryland Medical Center, algunas investigaciones demuestran que la soja puede estimular el crecimiento de células de cáncer de mama. El Linus Pauling Institute señala que, aunque los datos en esta área está en conflicto, no recomienda que los sobrevivientes de cáncer de mama coman grandes cantidades de alimentos ricos en isoflavonas. Además, se aconseja a las mujeres embarazadas evitar las dietas ricas en isoflavonas debido a la falta de investigaciones realizadas sobre los efectos de la soja en el desarrollo fetal.

Soja con moderación

Según Sprecher Institute, mientras que la relación entre el cáncer de mama y las isoflavonas de soja se ha estudiado en diferentes formas, la investigación no ha aportado respuestas claras en cuanto a sus efectos sobre el riesgo de cáncer de mama. Se recomienda comer alimentos de soja con moderación y evitar los suplementos a base de soja. Penn State College of Agricultural Sciences explica que los suplementos de soja, como la proteína de soja, pueden tener diferentes efectos en el cuerpo, ya que a menudo contienen altos niveles de isoflavonas.

Niveles recomendados

Una ingesta segura de isoflavonas de soja es de entre 35 a 55 miligramos por día, informa Penn State College of Agricultural Sciences. La escuela toma nota de que otros sugieren un límite superior seguro de 100 miligramos por día. Aproximadamente de dos a tres porciones de alimentos de soja natural por día se considera seguro. Una ración de 3.3 oz de soja hervida contienen el más alto nivel de isoflavonas, con 54 miligramos, seguido por el queso de soja con 28 miligramos y las salchicas de soja con 15 miligramos. Una taza de 8 onzas de leche de soja contiene 24 miligramos de isoflavonas de soja.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por gabriela nungaray