¿Cuáles son los peligros de mantener las mamaderas en una cuna?

Aunque podría ser conveniente mantener el biberón en la cuna para que el bebé pueda comer sin ayuda, también puede ser peligroso. Una mamadera mantenida en una cuna puede plantear riesgos mortales para tu pequeñín. Tener todos los datos acerca de los peligros asociados a poner el biberón en la cuna puede ayudarte a tomar las medidas necesarias para alimentar a tu bebé de una manera más segura y apropiada.

Asfixia y aspiración

Cuando dejas el biberón en la cuna de tu bebe, tienes poco control sobre cuán rápido se come. Un flujo constante de leche materna o fórmula puede provocar asfixia si el líquido fluye fuera de la mamadera más rápido de lo que tu bebé puede beberlo. Cuando tu bebé está sobre su espalda, el líquido también podría correr por el conducto equivocado y causar que se ahogue. Según la web Primary Children's Medical Center, tu bebé también podría respirar el líquido en los pulmones si se queda dormido antes de que la mamadera esté completamente vacía.

Sofocación

Aumenta el riesgo de sofocación dependiendo de lo que uses para sostener el biberón en alto. Según el sitio web de US Consumer Product Safety Commission, nunca deberías colocar ropa de cama blanda, tales como edredones o almohadas, en la cuna. Si apoyas la mamadera de tu bebé en una manta o una almohada, podría cambiar de posición en la cuna, lo que puede causar que la ropa de cama blanda se mueva y cubra su rostro. Esto puede conducir a la asfixia y la respiración restringida.

Decaímiento de los dientes

Aunque tu hijo perderá con el tiempo todos los dientes de leche, es todavía esencial cuidar de ellos adecuadamente. Según el sitio web de la American Dental Association, los dientes de leche de tu hijo hacen espacio en la boca para los dientes permanentes. Las caries pueden conducir a la pérdida, lo cual puede afectar la futuro de la sonrisa de tu bebé. Apoyar una mamadera en su cuna puede provocar caries porque sus dientes han prolongado el contacto con los azúcares de su comida. Cuando tu bebé está despierto y vertical mientras se alimenta, su saliva arrastra los azúcares, pero cuando está sobre su espalda, el líquido se acumula y provoca que los azúcares permanezcan en contacto con los dientes por un largo periodo de tiempo.

Infección al oído

Apoyar un biberón en la cuna puede conducir a una infección de oído. Según la web Intermountain Primary Children's Medical Center, cuando tu bebé esté de espaldas bebiendo de una mamadera, el líquido se acumula en la parte posterior de la boca. Esto puede causar una infección en el oído si el líquido se va hacia los oídos. A medida que el líquido se acumula, puede conducir las bacterias a las trompas de Eustaquio de tu bebé, lo que puede causar una infección.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por paulina illanes amenábar