¿Cuáles son los peligros de quedarse dormido mientras se sostiene a un bebé?

Cuidar a un bebé es agotador, y si estás sentada mientras sostienes a tu bebé es fácil sentirte tan adormilada que termines quedándote dormida. Sin embargo, resiste al deseo de dormirte porque hacerlo mientras sostienes a tu bebé incrementa el riesgo de lesiones. En casos raros, puede ser fatal. Si te sientes soñolienta y te puedes dar el lujo de tomar una siesta, hazlo, pero primero pon a tu bebé en un lugar seguro.

Sofocación

En el área donde duermen los bebés no debe haber nada suave, como edredones, colchas, almohadas o animales de peluche. Los bebés son muy pequeños para girar su rostro cuando algo les cubre su boca y nariz, por eso es que los expertos previenen a los padres sobre usar estos artículos en la cuna del bebé. Lo mismo pasa con la ropa si te quedas dormida mientras sostienes a tu pequeño. Conforme te relajas y aflojas el cuerpo, es más probable que tus ropas cubran su boca y nariz, impidiendo que reciba suficiente oxígeno. El sitio web SafeKidsUSA todavía va más allá y advierte también sobre dormirse durante el amamantamiento, ya que también incrementa el riesgo de sofocación.

Caídas

Si te quedas dormida con tu bebé en los brazos, estos pueden relajarse. Cuando no sujetas bien a tu bebé, el riesgo de que se caiga de tus brazos aumenta. Si el bebé cae al suelo puede sufrir serias lesiones, como contusiones, moretones y laceraciones. Es por esto que The New York Office of Children and Family Services previene sobre dormirse con el bebé en los brazos, porque si llega a caerse puede quedar atrapado entre el colchón y el armazón de la cama, si estás durmiendo en tu cama. También podría deslizarse entre los cojines y el armazón del sillón, lo que también puede producir sofocación. También se incrementa este riesgo si tu bebé rueda sobre una almohada o ropa de cama suaves.

Dormir sobre el estómago

Si recuestas a tu bebé sobre tu pecho, probablemente dormirá sobre su estómago, lo cual no es necesariamente peligroso si estás despierta y puedes vigilarlo. Sin embargo, cuando los bebés duermen sobre sus estómagos, corren mayor riesgo de sufrir el síndrome de la muerte súbita infantil, como lo señala HeathyChildren.org. Si hace calor en tu casa, tu bebé puede sobrecalentarse al estar recostado sobre tu pecho, y esto aumenta el riesgo de este síndrome.

Consejos de seguridad

Si tiendes a dormirte mientras amamantas a tu bebé, encuentra formas de mantenerte alerta. Quizás podrías escuchar algo de música animada o llamar a un amigo para charlar mientras tu bebé se alimenta. Si lo alimentas a mitad de la noche, levántate de la cama para que estés más alerta. Tan pronto como el bebé termine de alimentarse, ponlo de vuelta en su cuna para que no termines durmiéndote mientras lo abrazas. Si estás disfrutando de abrazar a tu bebé y empiezas a sentirte soñolienta, levántate y camina por la casa mientras tengas al bebé en brazos. Si decides tomar una siesta, coloca al bebé en su cuna antes de dormirte.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por alejandro cardiel