¿Cuáles son los mejores ejercicios para el dolor de espalda?

Hacer ejercicio es difícil para cualquier persona con problemas de espalda. Independientemente de tus circunstancias o del nivel de dolor que sientas, es importante fortalecer la espalda correctamente. Los ejercicios típicos a menudo pueden empeorar la espalda. Y como casi todos los ejercicios trabajan esta parte de alguna manera, es importante hacerlos de la manera correcta. La regla de oro para ejercitar con una lesión en la espalda es realizar ejercicios de bajo impacto. Cualquier cosa que ponga mucha presión sobre tus pies pondrá mucha presión sobre la espalda.

Caminar

Asegúrate de mantenerte en movimiento. Correr es a menudo demasiado para tu espalda. Golpear constantemente tus pies en el suelo provocará rápidamente dolor en la espalda. Por ello caminar es ideal. Si bien puede no parecer mucho, hacerlo sin interrupción durante 15 a 30 minutos todos los días moverá tu columna vertebral y aliviará el dolor. El paseo, sin embargo, debería ser más rápido y difícil de lo normal. Quieres empezar a sudar, no dar un paseo en el parque.

Natación

La natación es un ejercicio excelente para la espalda. No tiene ningún impacto y trabaja músculos que normalmente no estimulas con otras actividades. También es un entrenamiento garantizado para toda la espalda porque te estás moviendo a través del agua usando los brazos y las piernas. Otros entrenamientos simplemente no pueden dirigirse a la espalda superior, media e inferior de la manera que la natación sí puede.

Estiramientos

El estiramiento es muy beneficioso para la espalda. Previene la rigidez y alivia el dolor al forzar el cuerpo a doblarse y moverse. No sólo proporciona un alivio inmediato, funciona también como una medida preventiva, manteniendo la columna vertebral suelta. Estiramientos simples, como inclinarse para tocarse los dedos de los pies, producirán excelentes resultados.

Yoga y Pilates

El Yoga y Pilates son ejercicios eficaces para el dolor de espalda. Se acomodan a todos los niveles de fuerza y ​​flexibilidad. Si apenas estás comenzando, es posible que no seas capaz de doblarte mucho o mantener las posiciones mucho tiempo, pero sentirás la diferencia. Un gurú del fitness, por otro lado, siempre puede mejorar tratando nuevos movimientos y sosteniendo otras posturas más tiempo. Al igual que en el estiramiento, obtienes una sensación inmediata de alivio y estarás mejorando tu espalda a largo plazo.

Consejos

Es importante dejar de hacer ejercicio si sientes demasiado dolor, puedes hacer más daño que bien. Además, recuerda que el fortalecimiento de los músculos abdominales también fortalece la espalda. Sobre todo, recuerda que debes practicar una buena postura. Es inútil hacer ejercicio si no estás haciendo correctamente lo más sencillo. Siempre aprieta tu centro y camina con la espalda recta.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin dowd | Traducido por martin santiago