¿Cuáles son las mejores maneras para reducir tu porcentaje de grasa corporal?

La grasa corporal es esencial para tu salud. Además de ser un cojín de asiento blando, la grasa corporal se necesita para promover la salud reproductiva y para proteger tus órganos de lesiones. Si tienes un exceso de grasa corporal, perder peso es esencial para tu salud, porque el exceso de grasa, especialmente alrededor de la cintura, aumenta el riesgo de enfermedades graves, como hipertensión y enfermedades cardiovasculares. La rutina de dieta y ejercicio adecuada puede conseguir esto.

Evita ganar más peso

Un estilo de vida poco saludable a menudo es el culpable del exceso de grasa corporal. Cambiar tu dieta y tus hábitos alimentarios es lo primero que puedes hacer para evitar aumentar de peso y la grasa corporal. Crear un déficit de 3.500 calorías en una semana puede resultar en perder 1 libra de peso. Hacer dieta no significa privar a tu cuerpo de los nutrientes que necesitas; debes comer alimentos de los cinco grupos de comidas. Practicar el control de las porciones, mantenerte hidratado, y limitar el azúcar y las grasas trans y saturadas, son sólo algunas de las cosas que puedes hacer para perder peso.

Mantén el tejido muscular magro

Además del agua y la grasa, la pérdida de peso puede provenir del tejido muscular, especialmente cuando pierdes más de 2 libras por semana. Dado que el tejido muscular consume más calorías que la grasa, preservarlo es importante. Aquí es donde entra en juego el entrenamiento de fuerza. Trabajar los principales grupos musculares al menos dos veces a la semana puede prevenir el deterioro muscular y mejorar la densidad ósea. Tendrás una apariencia más fuerte y serás menos propenso a lesiones. Puedes utilizar máquinas de pesas, bandas de ejercicio, tu peso corporal o pesas para resistencia.

Aerobics para quemar calorías

Una hora de ejercicio cardiovascular en la mayoría de los días quema calorías y te ayuda a perder peso. Comienza lentamente con sólo 10 a 15 minutos de ejercicio cardiovascular en tres días, y sube gradualmente desde allí. Las actividades incluyen caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta, o usar una máquina elíptica o escaladora. Incluye ráfagas cortas de ejercicio vigoroso en tu rutina. Según los National Institutes of Health, estos intervalos de alta intensidad queman grasa con eficacia, especialmente esa grasa tan peligrosa alrededor de tu cintura.

Cosas a considerar

Reducir la grasa corporal requiere algo más que sólo una solución rápida temporaria que sólo se traduce en ganar de vuelta el peso perdido. Se requieren cambios de comportamiento y de estilo de vida a largo plazo. Cuando se hace correctamente, estos cambios deben ser fáciles de mantener. Antes de comenzar una dieta o a conseguir sudor con el ejercicio, toma en consideración las lesiones y los problemas de salud, y visita a tu médico para asegurarte de que tu régimen de pérdida de peso es seguro para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por mariano abrach