¿Cuáles son las tres partes de una sesión de ejercicios y por qué son importantes?

Escrito por James Tower
Lleva a cabo un programa completo de ejercicios para obtener los mejores resultados.

Hay tres elementos generales en cada entrenamiento exitoso. Estos son conocidos como calentamiento, entrenamiento y enfriamiento. Comprender estos tres elementos también asegurará que obtengas resultados de forma segura.

El calentamiento

El calentamiento es la base de tu programa de ejercicios.

El calentamiento es la base de tu programa de ejercicios. Ya que la entrada en calor es lo primero, establecerá el tono para el resto de la sesión de ejercicio. El Stretching Institute afirma que "el calentamiento antes de cualquier actividad física resulta muy beneficioso, pero sobre todo su principal objetivo es preparar el cuerpo y la mente para la actividad más vigorosa". Tomarte el tiempo para calentar te preparará mental y físicamente, y te ayudará a prevenir lesiones. Los componentes básicos de un calentamiento son un ejercicio aeróbico suave, como correr o saltar, seguido por un estiramiento, para concluir con una actividad específica para el deporte. Estos tres componentes pueden variar de acuerdo con tu capacidad atlética. Al final del calentamiento, tu cuerpo debería sentirse más caliente, más flexible, y deberías haber sudado un poco. Después del mismo, comienza tu entrenamiento.

La sesión de entrenamiento

El entrenamiento es la parte de verdadero trabajo de tu programa de ejercicios.

El entrenamiento es la parte de verdadero trabajo de tu programa de ejercicios. Durante el entrenamiento rompes el tejido muscular que será reconstruido más fuerte, más ágil y más grande. Esta parte de la sesión de ejercicios puede variar mucho de persona a persona, y de objetivo a objetivo. En general, la sesión de entrenamiento debe ser de una intensidad superior a la del calentamiento y enfriamiento, e incorpora entrenamiento de fuerza o cardiovascular. Aunque esta parte será la más agotadora, no es la última.

El enfriamiento

El enfriamiento.

Ahora que la sesión de entrenamiento ha terminado hay un componente más que debes tener en cuenta: el enfriamiento. Algunos deportistas y entusiastas de los ejercicios se olvidan del enfriamiento o lo rechazan por considerarlo innecesario. La verdad es que un buen enfriamiento impulsará la recuperación, reducirá el dolor y ayudará a prevenir futuras lesiones. El Stretching Institute describe la importancia del enfriamiento de la siguiente manera: "En un trabajo agotador tu cuerpo pasa por una serie de procesos estresantes. Las fibras musculares, los tendones y los ligamentos se dañan, y los productos de desecho se acumulan dentro de tu cuerpo. El enfriamiento, si se realiza correctamente, ayudará a tu cuerpo con su proceso de reparación". El enfriamiento después de un entrenamiento es fácil, porque se parece mucho al calentamiento. Haz un poco de ejercicio ligero, como trotar o caminar, seguido de un estiramiento suave de los grupos musculares entrenados durante tus ejercicios.