¿Cuáles son las dos grandes etapas de la descomposición del cuerpo?

Escrito por Arlene McKanic
Un cuerpo es enterrado antes de que se produzca demasiado daño.

El cuerpo pasa por varias etapas hasta que se descompone. La muerte comienza cuando el corazón deja de latir y las células no reciben oxígeno. Las células del cerebro comienzan a morir cuando son privadas de oxígeno durante más de tres minutos; por lo general, las musculares pueden continuar por un par de horas más. Tarda aproximadamente 12 horas en que el cuerpo se sienta fresco y 20 horas en que se enfríe hasta su centro.

Rigidez cadavérica

Después de tres a cuatro horas de la muerte, la rigidez cadavérica o del cuerpo comienza. La rigidez cadavérica sucede debido a los cambios en los músculos cuando sus células dejan de recibir oxígeno. Durante la vida, el calcio tiende a difundirse dentro y fuera de las células musculares vivas, ayudando con la contracción y la relajación normal. Después de la muerte, este proceso ya no sucede y las células no pueden bombear el calcio, por lo que aumenta la concentración de calcio, lo que obliga a los músculos a permanecer contraídos. Esta rigidez continuará hasta que las proteínas de los músculos comiencen a descomponerse.

El fin de la rigidez cadavérica

La rigidez cadavérica comienza con los músculos pequeños alrededor de los párpados, la cara, la mandíbula inferior y el cuello, y luego procede a los músculos del resto del cuerpo. Después de unas 30 horas la rigidez cadavérica comienza a desaparecer por la misma vía, por los músculos pequeños primero y luego por los grandes grupos musculares. Si la persona ha muerto de forma violenta el proceso de rigidez cadavérica se acelera debido a que la fuente de energía necesaria para la contracción muscular ya se ha agotado.

Descomposición: La acumulación de gases

En el momento en que la rigidez cadavérica termina el cuerpo se habrá enfriado a la temperatura del ambiente. La piel de la cabeza y el cuello se decolorarán y la decoloración se extenderá al pecho, los muslos y el resto del cuerpo. Los rasgos faciales se volverán irreconocibles y el cuerpo comenzará a oler a carne podrida. Después de tres días el gas comienza a acumular las bacterias y, como el cuerpo ya no puede combatir, éstas comienzan a disolver los tejidos. El gas forma burbujas de 2 a 3 pulgadas (2,5 a 5 cm) de diámetro en la piel. El cuerpo puede hincharse y derramar líquido por los orificios.

Descomposición: Deslizamiento de la piel y de la cera

Después de tres semanas, el cabello, la piel y las uñas se aflojan y fácilmente se caen. Éste es el llamado deslizamiento de la piel. Ésta comienza a reventar y exponer el músculo y la grasa. En climas cálidos el cuerpo en descomposición se reduce a un esqueleto dentro de un mes; a bajas temperaturas, esto podría tardar dos meses o más. Si el cuerpo ha estado en agua, la cera, una sustancia desmenuzable blanca cerosa, aparecerá en las partes del cuerpo que contienen grasa, como las mejillas, los muslos y el abdomen. Es parte de una reacción química donde la grasa reacciona con el agua y el hidrógeno junto con las enzimas bacterianas, y produce ácidos grasos y jabones. La cera grave protege un cadáver y frena la descomposición.