¿Cuáles son las funciones de las vitaminas solubles en grasa?

Las vitaminas liposolubles son las vitaminas A, D, E y K. Tienen multitud de funciones para mantener los huesos fuertes y permitir que tu cerebro le diga a tus músculos que se muevan. Sigue una dieta sana y equilibrada que incluya una variedad de frutas, verduras, carnes, aceites saludables y ni siquiera un poco de tiempo en el sol te ayudará a satisfacer tus necesidades de estos nutrientes críticos.

Los "ojos" lo tienen

La vitamina A ayuda a tus sistemas de visión, inmunológico y reproductivo. También hace que tu corazón, pulmones y riñones funcionen correctamente. El retinol o la vitamina A preformada se encuentra en la carne y en los productos lácteos, hígado y aceites de pescado, siendo las mejores fuentes. La provitamina A o el betacaroteno, se encuentra en los vegetales frondosos, frutas naranjas y amarillas. Algunas de las mejores fuentes de provitamina A incluyen zanahorias, espinacas, brócoli, melón, albaricoque y calabaza. Las Normas Dietéticas de 2010 para los estadounidenses recomiendan comer una o dos tazas de verduras verde oscuro con hojas y de tres a seis tazas de verduras rojas o naranjas semanalmente. Esto debe satisfacer la necesidad de vitamina A de tu cuerpo.

La vitamina de la luz solar

La vitamina D, junto con el calcio, mantiene los huesos fuertes previniendo la osteoporosis en los adultos y el raquitismo en los niños. La vitamina D también ayuda a los músculos a moverse, mejora la función inmune y ayuda a reducir la inflamación. La mayoría de la gente obtiene su vitamina D del sol, aunque algunos alimentos como la leche y los cereales fortificados la contienen añadida. La asignación dietética recomendada de vitamina D es de 600 UI (unidades internacionales) diarias. Tomar el sol entre cinco y 30 minutos un par de veces a la semana permite que tu piel fabrique cantidades adecuadas de vitamina D.

No seas radical

La vitamina E protege el cuerpo de los radicales libres, que son moléculas que dañan las células. También estimula el sistema inmunitario y mantiene la sangre moviéndose a través de los vasos sanguíneos sin coagularse. Las mejores fuentes de vitamina E incluyen frutos secos, semillas y aceites vegetales. Las hortalizas de hoja verdes y los cereales fortificados también contienen cantidades significativas de vitamina E. La RDA para la vitamina E es de 15 miligramos para los adultos. Una onza de semillas de girasol contiene más de siete miligramos de vitamina E y media taza de espinacas cocidas o brócoli contiene casi dos miligramos.

El coágulo espeso

La vitamina K permite que la sangre se coagule. Las mejores fuentes de vitamina K incluyen verduras con hojas verdes, brócoli, coliflor, coles de Bruselas, repollo, pescado, carne y huevos. La deficiencia de vitamina K es extremadamente rara porque también la haces en el intestino. La dosis diaria recomendada para los adultos es de 90 microgramos diarios. Esta puede interferir con los medicamentos anticoagulantes, así que pregunta a tu proveedor de atención médica acerca de cualquier restricción dietética que debas seguir si estás tomando este tipo de medicamentos.

Más galerías de fotos



Escrito por kristin mortensen | Traducido por maria gloria garcia menendez