¿Cuáles son las estructuras de los pulmones?

Nuestros pulmones son una maravilla para sustentar la vida, conectando eficientemente el cuerpo humano con el oxígeno esencial para su funcionamiento. De todos los órganos internos, los pulmones son los únicos que soportan la exposición regular al medio externo, extrayendo los adultos sanos alrededor de 3000 galones de aire diariamente, según la U.S. Environmental Protection Agency. De este aire inhalado, los pulmones absorben el oxígeno y lo entregan al torrente sanguíneo para su distribución a los órganos y tejidos del cuerpo. Los residuos en forma de dióxido de carbono gaseoso se recogen de los tejidos y es exhalado. Este proceso respiratorio es un esfuerzo de equipo entre las diversas estructuras de los pulmones.

Hablando anatómicamente

Los pulmones está ubicados dentro del pecho, uno a cada lado. Cada pulmón está dividido en secciones llamadas lóbulos. El pulmón derecho tiene tres lóbulos, y el izquierdo solo dos para dejar espacio para el corazón.

Viaje del aire

El sistema respiratorio, de los cuales los pulmones forman la base, se compone de una intrincada red de tubos. Cuando el aire entra en los pulmones a través de la boca o la nariz, se calienta en la garganta antes de viajar a la tráquea. En la parte inferior de la tráquea, el aire se divide entre dos pasajes, el bronquio principal derecho y el izquierdo, cada uno de los cuales desemboca en un pulmón.

Estructuras estrictas

Los bronquios principales entran a los pulmones y se ramifican sucesivamente en miles de vías más pequeñas llamadas bronquiolos. Al final de los bronquiolos están las estructuras llenas de aire llamadas alvéolos. El número de estos sacos esponjosos es legión; tienes unos 300 millones en cada uno de tus pulmones, suficiente como para cubrir una cancha de tenis entera, dice la American Thoracic Society. Dentro de los alvéolos, ocurre un cambio esencial del gas cuando el oxígeno pasa a través de sus paredes membranosas en pequeños vasos sanguíneos llamados capilares. Estas estructuras transfieren el oxígeno a las venas pulmonares, que entonces transportan la sangre oxigenada al corazón.

El lado delicado

Las estructuras de los pulmones son eficientes, pero delicadas; cuando se exponen a la infección o irritantes, revelan su vulnerabilidad. Fumar, la contaminación y la exposición al moho y los alérgenos pueden inflamar y contraer los tubos bronquiales. El cáncer, la influenza y la neumonía pueden interrumpir el proceso de respiración y progresar hasta el punto en que disminuyen la longevidad y la calidad de vida. Tu médico o un especialista pulmonar puede proporcionarte un tratamiento adecuado y orientación para ayudarte a mantener saludables las estructuras del pulmón y seguir respirando tranquilo.

Más galerías de fotos



Escrito por libby swope wiersema | Traducido por marcela carniglia