¿Cuáles son los efectos secundarios del aspartato de magnesio y potasio?

Tu cuerpo se basa en minerales esenciales, obtenidos a partir de alimentos y suplementos dietéticos, para funcionar normalmente. El aspartato de magnesio y potasio actúa como un suplemento dietético para proporcionar una fuente de dos de minerales: magnesio y potasio. Aunque el consumo de ambos minerales es esencial para una buena salud, el exceso puede conducir a una serie de efectos secundarios negativos.

Diarrea

Un efecto secundario común del aspartato de potasio y magnesio es la diarrea. Cada vez que comienzas a tomar un nuevo suplemento alimenticio, o incluso comer un alimento nueva, hay un pequeño riesgo de trastornos digestivos. La ingesta de potasio y magnesio puede causar diarrea si se consume en niveles más altos de lo normal, como después de la suplementación dietética. Aunque la diarrea es típicamente leve y por lo general se resuelve con relativa rapidez, la diarrea persistente puede causar la pérdida excesiva de líquidos, lo que lleva a la deshidratación. Si sufres de malestar digestivo después de tomar aspartato de potasio magnesio, deja el tomar el suplemento y bebe muchos líquidos para mantenerte hidratado.

Arritmia

Otro efecto secundario potencial de tomar aspartato de potasio y magnesio es la arritmia o un ritmo cardíaco anormal. El potasio juega un papel en el mantenimiento de la función del corazón, ayudando a las contracciones musculares que se producen durante cada latido del corazón. Demasiado o muy poco potasio puede, por lo tanto, alterar la función normal del corazón, lo que lleva a la arritmia. Para evitar graves efectos secundarios cardiovasculares al tomar aspartato de potasio y magnesio, consulta con un médico antes de comenzar la suplementación para discutir la seguridad de consumir altos niveles de potasio, especialmente si tienes una condición cardíaca existente.

La toxicidad renal

La toxicidad renal puede ocurrir si consumes demasiado aspartato de potasio y magnesio. Los riñones actúan como filtros para la sangre, reteniendo los nutrientes al tiempo que le permite a las toxinas entran en la orina para su excreción. Los altos niveles de la administración de suplementos de magnesio aumentan la carga de trabajo de los riñones, lo que lleva a la toxicidad y a una disminución de la función renal con la edad. El Instituto Linus Pauling recomienda no superar los 350 mg de magnesio al día en cualquiera de los suplementos y la dieta. Si sufres de una enfermedad renal existente, consulta siempre con tu médico antes de tomar cualquier suplemento de magnesio para ayudarte a garantizar la seguridad.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariana nonino