¿Cuáles son los efectos secundarios de la progesterona con la IVF?

La hormona progesterona se en la fertilización in vitro (IVF) (del inglés in vitro fertilization) a los pacientes para ayudar a crear un ambiente uterino favorable para la implantación del embrión y el embarazo en curso. La progesterona se puede administrar de varias maneras diferentes, incluyendo como una pastilla, un supositorio vaginal o una inyección intramuscular en la cadera o las nalgas. Los efectos secundarios varían dependiendo de la vía de administración.

Síntomas similares al PMS

La mayoría de las mujeres experimentan solamente efectos secundarios leves al tomar la progesterona como parte de un tratamiento de IVF, ya que la utilizan durante un tiempo relativamente corto. Por otro lado, las pacientes que la toman para el alivio de los síntomas del sangrado de la endometriosis o para tratar irregularidades menstruales toman el medicamento por más tiempo. El uso de progesterona con la IVF se detiene inmediatamente si la prueba de embarazo es negativa. Si la prueba de embarazo es positiva, la progesterona se continúa utilizando durante las primeros nueve a doce semanas de embarazo hasta que la placenta produce suficiente progesterona por sí misma para mantener el embarazo. Los efectos secundarios más comunes de la progesterona son los que pueden simular el síndrome premenstrual (premenstrual syndrome o PMS). Las pacientes pueden experimentar dolores de cabeza, hinchazón, irritabilidad, sensibilidad en los senos, somnolencia, depresión y cambios de humor. Debido a que estos síntomas pueden ser causados ​​por un período que se aproxima o el embarazo, se recomienda a las pacientes permanecer tomando sus medicamentos post-IVF hasta después de la prueba de embarazo.

Efectos secundarios de la inyección muscular


Las inyecciones intramusculares producen niveles sanguíneos confiables de progesterona, que son tranquilizadores para el médico y la paciente.

Cuando se prepara la progesterona en forma líquida para la inyección en el músculo, el líquido utilizado para acompañarla es un aceite. Aunque la progesterona en aceite no ha sido aprobada para su uso en la fecundación in vitro por la Food and Drug Administration (FDA), algunos médicos todavía prefieren dar la progesterona en esta forma tradicional, ya que hace que los niveles de progesterona en la sangre sean más altos que con otros métodos. Las inyecciones intramusculares producen niveles sanguíneos confiables de progesterona, que son tranquilizadores para el médico y la paciente. Sin embargo, muchas pacientes encuentran estas inyecciones intramusculares dolorosas. Algunas pacientes tienen una reacción alérgica al aceite, desarrollan urticaria, erupciones o bultos dolorosos en el lugar de la inyección. Las pacientes que experimentan estos síntomas deben informar al médico para que puedan cambiar a un tratamiento de progesterona alternativo.

Efectos secundarios vaginales

La administración de progesterona vaginal tiene menos efectos secundarios que la administración intramuscular, pero también produce niveles más bajos de progesterona en los análisis de sangre, proporcionando menos tranquilidad para la paciente y el médico ya que los niveles de progesterona uterina locales no son lo suficientemente altos para mantener el embarazo. Si la progesterona se administra como un supositorio o crema vaginal, la irritación vaginal es un posible efecto secundario. Algunas mujeres encuentran que las cremas son sucias y desagradables de usar. Algunas mujeres experimentan infecciones por hongos cuando utilizan la progesterona. La sequedad vaginal es otro efecto secundario posible de tomar la progesterona.

Efectos secundarios cardiovasculares


Los síntomas de accidente cerebrovascular, como la ceguera repentina, dolor de cabeza repentino, vómitos, mareos con o sin desmayos, debilidad repentina en los miembros o problemas del habla requieren atención médica inmediata.

En raras ocasiones, las pacientes pueden experimentar efectos secundarios que amenazan la vida de uso de la progesterona relacionados con la formación de coágulos de sangre. Los efectos secundarios serios incluyen dolor persistente en la pantorrilla, falta de aliento, dolor de pecho agudo y tos con sangre. Los síntomas de accidente cerebrovascular, como la ceguera repentina, dolor de cabeza repentino, vómitos, mareos con o sin desmayos, debilidad repentina en los miembros o problemas del habla requieren atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por carole wegner | Traducido por luciano ariel castro