¿Cuáles son los efectos colaterales de las tabletas de ajo?

El Allium sativum (mejor conocido como abajo) es una hierba con una multitud de usos medicinales. Ha sido utilizado durante siglos por su habilidad para incrementar la función inmunológica y matar microbios dañinos y también es popular en la cocina debido a su sabor audaz. Añadido a los alimentos por sus propiedades de curación o tomado en suplementos en forma de cápsulas, tabletas y extractos, el ajo es generalmente reconocido como seguro por la FDA. Sin embargo, aún puede provocar efectos colaterales indeseables en algunos casos. Entender los potenciales efectos alternos de las tabletas de ajo es vital para la salud y seguridad de los consumidores que usan la hierba.

Indigestión

A pesar de sus beneficios potenciales para la salud digestiva, el ajo puede provocar molestia gastrointestinal en algunas personas. Los síntomas gastrointestinales son generalmente asociados con el ajo crudo y pueden incluir indigestión, gases, eructos, cólicos suaves e inflamación abdominal. Usar ajo en su forma cocinada podría ayudar a evitar los efectos colaterales gastrointestinales como la indigestión. Tomar un antiácido junto con tabletas de ajo puede ayudar a reducir los síntomas. Si la indigestión es severa, trata de probar suplementos en dosis divididas o habla con tu médico acerca del disminuir tu dosis diaria de ajo.

Sangrado

Una hemorragia incontrolable es quizás uno de los efectos colaterales potenciales más serios de las tabletas de ajo. Debido a su habilidad de evitar la agregación plaquetaria (la coagulación sanguínea), el ajo puede incrementar las probabilidades de hemorragias, particularmente cuando se toma con otras sustancias adelgazantes de la sangre. De acuerdo con la Mayo Clinic, muchos casos de sangrados relacionados con el ajo están registrados, y el suplemento debe ser descontinuado antes de procedimientos quirúrgicos para evitar una hemorragia excesiva. Para reducir los riesgos de hemorragia, evita tomar el ajo con medicamentos adelgazantes de la sangre, fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y hierbas como la cúrcuma (turmeric) y el jengibre (ginger). Evita utilizar las tabletas si tienes un historial de trastornos en la coagulación de la sangre o accidente cerebrovascular hemorrágico, y dejar de usarlas al menos una semana antes de una cirugía.

Olor corporal

Algunas tabletas de ajo pueden provocar un incremento en el aliento o el olor corporal. La alicina, un compuesto del ajo, es responsable de los efectos medicinales de la hierba al igual que de su fuerte olor. De acuerdo con E Med TV, el ajo crudo tiene mayor probabilidad de provocar un olor corporal o de aliento desagradable. Usar tabletas y suplementos de ajo que contienen ajo cocido o procesado puede ayudar a prevenir este efecto colateral. Aunque existen los suplementos de ajo sin olor, estos productos pueden poseer menores o menos potentes propiedades de curación que el ajo regular.

Interacciones medicamentosas

Las interacciones entre las medicinas farmacéuticas y las hierbas como el ajo son relativamente comunes. De acuerdo con Drug Information Online, las tabletas de ajo pueden provocar interacciones negativas con algunos medicamentos para el azúcar en la sangre, inhibidores de proteasa y adelgazantes de la sangre. Como tiene un efecto adelgazantes sobre la sangre, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina, el naproxeno e ibuprofeno, se deben utilizar con precaución mientras se toman tabletas de ajo.

Más galerías de fotos



Escrito por tracii hanes | Traducido por laura de alba