¿Cuáles son los efectos a largo plazo de la artritis?

Hay más de 100 tipos diferentes de artritis, de acuerdo con los National Institutes of Health. Los síntomas de la artritis pueden variar ampliamente, pero por lo general implican dolor, inflamación, rigidez y deformación de las articulaciones. A medida que la enfermedad continúa, muchas personas experimentan efectos a largo plazo de la artritis.

Dolor crónico

Uno de los síntomas más comunes que los pacientes con artritis sufren es el dolor crónico, y es por lo general lo primero que lleva al paciente a buscar tratamiento. Es importante saber qué tipo de artritis es la causa del dolor debido a que ciertos tratamientos pueden ser más eficaces para un tipo particular de la artritis. Los factores tales como el estrés, la fatiga, aumento del proceso de la enfermedad, actividad física excesiva, la ansiedad y la depresión pueden ser todos factores en cuánto dolor crónico es experimentado por el paciente, según la Arthritis Foundation. Asegurar la actividad física adecuada, dormir lo suficiente y la protección de las articulaciones pueden ser todas las medidas preventivas para evitar el dolor. Mucha gente va a encontrar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o NSAIDs (nonsteroidal anti-inflammatory drugs), útiles en el tratamiento del dolor de la artritis, pero el uso a largo plazo puede tener efectos secundarios peligrosos.

Deformidad de la articulación


El desgaste de la osteoartritis puede causar que los bordes de las articulaciones se tornen ásperas y deformes y conducen a una variedad de síntomas.

Algunos tipos de artritis pueden causar deformidad de la articulación después de años de sufrimiento con la condición. La artritis reumatoide generalmente primero ataca a las articulaciones pequeñas de las manos y puede llevar a varias deformidades diferentes. La deformidad de Boutonnière es una deformidad de la articulación media del dedo y es común en la artritis reumatoide, según Merck. La artritis reumatoide provoca inflamación de la membrana sinovial de las articulaciones que finalmente conduce a la digestión y la destrucción de las superficies óseas. El desgaste de la osteoartritis puede causar que los bordes de las articulaciones se tornen ásperas y deformes y conducen a una variedad de síntomas. La espondilitis anquilosante puede causar que las articulaciones vertebrales y del sacro experimenten el crecimiento de un nuevo hueso y se fusionen. En algunos casos, la deformidad de las articulaciones de la columna vertebral puede llevar a la disminución postural o una postura encorvada.

Disminución de la actividad física

El ejercicio físico regular es crucial para los pacientes con artritis. El ejercicio mueve las articulaciones y ayuda a mantenerte saludable mediante el fortalecimiento de los músculos que rodean y mantienen la flexibilidad. El ejercicio también puede ayudar a disminuir el dolor de la artritis mediante la liberación de endorfinas, que son sustancias químicas naturales que se encargan de la modulación del dolor en el cuerpo. Muchos pacientes que sufren de artritis han disminuido la actividad física, lo que en realidad puede empeorar su condición y provocar problemas de salud adicionales.

Más galerías de fotos



Escrito por blake biddulph | Traducido por luciano ariel castro