¿Cuáles son los efectos secundarios de un marcapasos?

Nuestro ritmo cardíaco es regulado por un tejido especializado que coordina la actividad eléctrica del corazón. En alguno casos, este tejido conocido como sistema de conducción, es incapaz de funcionar correctamente debido a un ataque al corazón, a una infección viral del corazón o por la edad avanzada. Si la disfunción del sistema de conducción persiste, el ritmo cardíaco puede caer a un rango inseguro y los impulsos eléctricos de las cámaras superiores del corazón pueden no producirse en las cámaras inferiores, llevando a un bloqueo completo del corazón. A veces, las medicaciones pueden impulsar el ritmo cardíaco y mejorar la conducción, pero si no lo hacen, el implante de un marcapasos artificial puede ser requerido. Como cualquier procedimiento invasivo, hay efectos secundarios potenciales y complicaciones asociadas con el implante de un marcapasos.

Daños en los vasos sanguíneos o los pulmones

Aunque muchos marcapasos hoy en día son implantados de manera transvenosa, es decir que están insertados por las venas sin la necesidad de una cirugía a corazón abierto, el procedimiento aún puede causar daños a los vasos sanguíneos y a otras estructuras cercanas al corazón. Si un vaso sanguíneo es accidentalmente perforado, el sangrado puede no ser evidente al principio. En este caso, la sangre se acumula lentamente, formando una "bolsa de hematoma". La mayoría de estos hematomas se van gradualmente por si mismos, pero raramente el sitio del marcapasos necesita ser abierto para drenar la sangre. Similar a esto, el el revestimiento externo de los pulmones puede ser perforado mientras se coloca un marcapasos. En la mayoría de los casos, la perforación o neumotórax si es pequeña no causa síntomas y se resuelve por sí sola. Si el neumotórax empeora o lleva a otros síntomas, los doctores pueden colocar un tubo en el pecho que permita al pulmón re expandirse, así la persona puede respirar con normalidad.

Infecciones

Cada vez que se realiza una incisión en la barrera protectora de la piel, hay una posibilidad de infección. Afortunadamente, los antibióticos dados antes de la ubicación de un marcapasos reducen drásticamente el riesgo de infecciones en la herida. Cuando sucede una infección, los signos incluyen dolor persistente y sensibilidad en el lugar de la herida, enrojecimiento alrededor de la incisión y fiebre. Las infecciones normalmente se tratan con antibióticos potentes que previenen que el organismo se propague al marcapasos y al corazón. Si la infección progresa, lleva al marcapasos a una endocarditis. En una endocarditis, pequeños depósitos de material infeccioso se adhieren a los cables del marcapasos y se propagan a las válvulas del corazón. Si sucede esto, el dispositivo debe ser removido quirúrgicamente.

Ritmos cardíacos anormales

En casos extraños, un paciente puede experimentar ritmos cardíacos anormales después del implante de un marcapasos. Cuando un marcapasos funciona mal, puede inducir en ocasiones a taquicardia mediada que causa que el corazón lata extremadamente rápido. El marcapasos puede ser reprogramado generalmente de modo que los latidos del corazón vuelvan a un ritmo normal. Los síntomas de un ritmo cardíaco anormal incluyen palpitaciones, incomodidad en el pecho, dificultades para respirar, náusea y mareos.

Daños estructurales al corazón

Raramente, el implante de un marcapasos puede dañar al corazón. Si los cables del marcapasos están insertados en la cámara baja del corazón desde la cámara superior, la válvula tricúspide puede ser lesionada accidentalmente, causando que la válvula gotee. Si el tejido del pericardio alrededor del corazón está perforado, la sangre se acumula y puede prevenir que el corazón lata apropiadamente. Esto es conocido como taponamiento cardíaco y es una emergencia médica que requiere la evacuación inmediata de la sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph pritchard | Traducido por nuria banus