¿Cuáles son los efectos del consumo de demasiada vitamina C?

También conocida como ácido ascórbico, la vitamina C es un antioxidante y nutriente necesario para que tu cuerpo lleve a cabo sus funciones diarias. Dado que la vitamina C es una vitamina soluble en agua, tu cuerpo no la almacena ni la produce, así que debes tomar suficiente cada día para satisfacer tus necesidades nutricionales. Mientras que la vitamina C es necesaria e importante para tu dieta diaria, las cantidades excesivas pueden tener efectos adversos en tu salud, y la exposición a largo plazo puede conducir a problemas.

Recomendaciones de vitamina C

El límite superior para la vitamina C, lo máximo que debes consumir o tomar como un suplemento en un día, se ha definido como 2,000 mg para los adultos. Para la mayoría de la gente, obtener suficiente vitamina C en su dieta diaria puede ser el equivalente a comer una porción de fresas (strawberries), beber un vaso de jugo de naranja y comer un pimiento rojo (red pepper) picado o brócoli en una comida. Aunque el exceso de vitamina C en última instancia será eliminado de tu cuerpo, puede causar síntomas mientras tu cuerpo trabaja para hacerlo.

Efectos inmediatos

Los efectos secundarios principales de consumir demasiada vitamina C incluyen dolores abdominales. Los síntomas incluyen diarrea, vómitos, náuseas, ardor de estómago y calambres. También puedes experimentar dolor de cabeza. Si estás tomando más vitamina C, porque tienes la esperanza de aumentar los antioxidantes en tu cuerpo o para tratar un resfriado, estos métodos tienden a ser ineficaces. Eso es porque mientras más vitamina C que ingieres, menos tu cuerpo es capaz de absorber o utilizar de manera efectiva.

Efectos graves

Además del malestar abdominal inmediato y dolor de cabeza, el exceso de vitamina C se asocia con el desarrollo de cálculos renales y el insomnio. La vitamina C también ayuda al cuerpo a absorber el hierro. Las mayores cantidades de vitamina C en consecuencia proporcionan una mayor absorción de hierro, lo que desencadena la necesidad de una mayor cantidad de oxígeno en los tejidos, ya que el oxígeno y el hierro viajan juntos en los glóbulos rojos. Si ya tienes una condición que afecta los niveles de hierro, como la hemocromatosis, una condición que implica el almacenamiento excesivo de hierro en tu cuerpo, comer demasiada vitamina C puede ser peligroso.

Consideraciones

Mientras que el exceso de ingesta de vitamina C puede tener efectos dañinos, éstos ocurren con mayor frecuencia como resultado de un exceso de la suplementación en lugar de consumo excesivo de la vitamina a través de tu dieta. "Recuerda que para la mayoría de la gente, una dieta saludable proporciona una cantidad adecuada de vitamina C", dijo Katherine Zeratsky, dietista. Si estás comiendo suficiente cantidad de vitamina C, un suplemento de vitamina C por separado de alta dosis no es necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por gabriela nungaray