¿Cuáles son los efectos de comer demasiada espinaca?

La espinaca se puede comer cruda en ensaladas, cocida al vapor o en platos salteados y sopas. Baja en calorías pero rica en vitaminas, minerales y fibras, la espinaca es una adición versátil para una dieta saludable. En contadas ocasiones, el consumo de cantidades excesivas de espinaca puede provocar cálculos renales, problemas con la absorción del hierro y malestar gastrointestinal. Seguir una dieta variada y equilibrada ayudará a evitar estos problemas.

Nutrición y espinaca

Una taza de espinaca cocida y escurrida aporta 41 calorías y 4.3 g de fibra. Su alto contenido de minerales incluye 245 mg de calcio, 6.43 mg de hierro, 157 mg de magnesio, 101 mg de fósforo y 839 mg de potasio. También contiene 17,6 mg de vitamina C, 263 mcg de ácido fólico, 11.319 mcg de betacaroteno, 35.5 mg de colina, 20.354 mcg de luteína y zeaxantina y 18.866 UI de vitamina A.

Cálculos renales

La espinaca contiene una sustancia natural denominada oxalato. En contadas ocasiones, el consumo de cantidades excesivas de alimentos ricos en oxalatos, como espinaca, frutos secos (nuts), pimienta (pepper) y ruibarbo (rhubarb) puede dar lugar al desarrollo de una enfermedad denominada oxaluria, en la que los cristales de oxalato se combinan con calcio en los riñones y forman cálculos renales. Los cálculos renales pueden causar dolor agudo en la zona lumbar, los genitales o la parte interna de los muslos, problemas urinarios, náuseas e inflamación abdominal. Si experimentas estos síntomas, consulta a tu médico.

Absorción del hierro

Aunque la espinaca contiene altos niveles de hierro, el hierro de origen vegetal (hierro no hemo) puede ser difícil de absorber por el cuerpo. Los oxalatos de la espinaca se pueden combinar con el hierro, lo que interfiere en la capacidad del cuerpo de absorberlo. Intenta consumir espinaca con cítricos o sus jugos, ya que la vitamina C puede ayudar a contrarrestar este efecto y aumentar la absorción. Los alimentos ricos en calcio y los cereales integrales también pueden impedir que el cuerpo absorba el hierro no hemo, así que evita consumir estos alimentos junto con la espinaca.

Problemas gastrointestinales

Las fibras dietarias, como las que se encuentran en la espinaca, son esenciales para una digestión saludable, pero cuando se consumen en exceso pueden causar problemas gastrointestinales, entre los que se incluyen las flatulencias, los calambres, la hinchazón, el estreñimiento o la diarrea. Si experimentas cualquiera de estos síntomas luego de consumir espinaca, reduce su ingesta en la dieta. Consume porciones más pequeñas hasta que las bacterias digestivas se acostumbren a las fibras adicionales. Si los síntomas persisten, habla con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por lucy burns | Traducido por valeria d'ambrosio