¿Cuáles son algunos de los diferentes tipos de ejercicios?

Diferentes tipos de ejercicios enfatizan diferentes elementos de la aptitud física. Un régimen de ejercicio bien balanceado incluye diferentes tipos de ejercicio para ayudarte a evitar lesiones y desarrollar o mantener un estado físico general. Puedes hacer diferentes tipos de ejercicios en proporciones variadas, dependiendo de tus metas. Por ejemplo, los individuos con sobrepeso puede quemar más calorías incrementando la flexibilidad, y los atletas de resistencia pueden evitar lesiones al incluir ejercicios de fuerza en sus entrenamientos.

Aeróbico

El ejercicio aeróbico involucra hacer movimientos continuos con los grupos musculares principales, como la piernas, por 20 minutos o más. El ciclismo, natación, remo, caminar o trotar son formas de ejercicio aeróbico. Puedes hacer ejercicio aeróbico para mejorar tu resistencia cardiorrespiratoria o perder peso. Las sesiones de ejercicios aeróbicos de baja intensidad que duran al menos 45 minutos son ideales para perder peso, según la National Federation of Personal Trainers. Mejorar tu resistencia cardiorespiratoria requiere un ejercicio aeróbico de intensidad más alta, el cual puede durar entre 20 y 30 minutos.

Anaeróbico

El ejercicio anaeróbico incrementa la fuerza que tus contracciones pueden generar, y puede incrementar tu fuerza, velocidad o salida de potencia. Levantar pesas, correr a velocidad y la pliometría son ejemplos de ejercicio anaeróbico. Este tipo de ejercicio involucra hacer pocas, y más intensas, contracciones musculares que el ejercicio aeróbico. Por ejemplo, el ejercicio de levantamiento de pesas agota tus músculos luego de algunas contracciones, porque cada contracción es particularmente intensa. Los ejercicios anaeróbicos, los cuales agotan tus músculos en 15 o menos repeticiones, pueden proveer una ganancia óptima de fuerza. Incrementar el poder de cada contracción puede requerir ejercicios que agoten tus músculos en menos de 6 repeticiones.

Flexibilidad

Los ejercicios de flexibilidad mejoran la amplitud de movimiento de tus músculos y los movimientos de las articulaciones. Estirar y muchas posiciones de yoga son formas de ejercicios de flexibilidad. Estos ejercicios son particularmente beneficiosos luego de ejercicios anaeróbicos, porque más nutrientes para la recuperación llegan a tus músculos hambrientos. La estrechez prolongada del músculo, mala recuperación y mala postura pueden acortar tus músculos con el paso del tiempo. Los ejercicios de flexibilidad estiran tus músculos para ayudar a prevenir la reducción y las lesiones subsecuentes. Puedes mantener ejercicios de flexibilidad para después del ejercicio por 10 o 30 segundos, mientras que puedes mantener posiciones individuales de yoga por hasta cinco minutos.

Estabilidad

Los ejercicios de estabilidad mejoran tu habilidad de mantener el cuerpo alineado mientras resistes movimientos de huesos y articulaciones no deseados. Por ejemplo, el equilibrio, agilidad y entrenamiento de centro incluyen ejercicios de estabilidad. Estos ejercicios mejoran tu control de movimiento del cuerpo al alinear los músculos, los cuales pueden soportar y coordinar tus articulaciones conjuntas. Mejor estabilidad ayuda a desempeñar contracciones musculares más fuertes, porque menos energía se pierde en movimientos inadvertidos de articulaciones y músculos. La National Federation of Personal Trainers recomienda incluir 10 minutos de ejercicios de estabilidad en tu régimen de ejercicio diario.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por lautaro rubertone