Cuáles son las cosas positivas del fútbol

El dolor físico es sólo una parte del juego del fútbol. Sin embargo, a partir de 2013, el tema más aterrador era cómo todas esas colisiones impactan la vida después del partido de un jugador. La National Collegiate Athletic Association afirmó que habían 2,5 conmociones cerebrales por cada 1000 contactos durante los partidos de fútbol de la universidad en 2011. La conmoción por sí sola llevó al presidente Obama a decir que no estaba seguro de permitir que un hijo suyo jugara al fútbol. A pesar de esa charla, la popularidad del juego sufrió porque aún ofrece beneficios significativos para sus participantes, tanto dentro como fuera del campo.

Oportunidades académicas

Un buen jugador de fútbol de la escuela puede transformar esa habilidad en una educación universitaria gratuita. Esa es una opción en otros deportes, por supuesto, pero ninguna tiene tantas oportunidades como el fútbol. A partir de 2013, todas las escuelas de la División 1 tenían 85 becas para el fútbol y todas ellas tuvieron que ser "paseos llenos". De acuerdo con la NCAA, sólo el 1,7 por ciento de los jugadores de la universidad, en última instancia se convierten en profesionales. Sin embargo, los jugadores que aprovechan las becas pagas, pueden erigirse en alguna otra carrera.

Posición social

Aunque son pocos los jugadores de fútbol que se convierten en profesionales, simplemente ser un héroe del fútbol puede elevar el estatus social de un jugador. En los pueblos pequeños, el fútbol puede convertirse en el centro de la vida social de acuerdo con "Contemporary Issues in Sociology of Sport". Un estudio de 2008 publicó el seguimiento de cuatro jugadores afroamericanos de fútbol americano universitario. Se encontró que la participación en el deporte elevó significativamente su condición social y animó a otros a escucharle y a respetar sus opiniones.

Habilidades sociales

En el fútbol, ​​es rutina que los 22 jugadores tengan algo que hacer en cada jugada. Si uno falla, es probable que toda la jugada fracase. Esto significa que los jugadores de fútbol tienen que aprender a elaborar estrategias y a comunicarse activamente, una habilidad que se puede llevar a otras partes de la vida. El simple hecho de un mariscal de campo indicando las señales fomenta un ambiente donde los jugadores deben aprender a escuchar al otro, de acuerdo con "Football and Philosophy"

Ejercicio

Al igual que otros deportes, el fútbol ofrece un montón de oportunidades para hacer ejercicio. A diferencia de algunos, favorece tanto los ejercicios cardiovasculares como los ejercicios de correr y saltar y el entrenamiento de fuerza. El entrenamiento de fuerza es un componente crítico incluso en el nivel de secundaria. El libro "Survival Guide for Coaching Youth Football" también señala que el movimiento constante necesario en el fútbol, significa un ejercicio extra para los jugadores.

Habilidades de razonamiento

Incluso el jugador más fuerte y más rápido no tendrá éxito si no puede seguir la estrategia de un equipo, que puede implicar el aprendizaje de un gran número de jugadas y señales. También tendrás que saber por qué esas jugadas deben funcionar y la forma de aplicarlas bajo presión. Un estudio de 2011 publicado en "Social and Behavioral Sciences", menciona específicamente que el fútbol puede ayudar a mejorar las habilidades de razonamiento espacial. Estas habilidades pueden beneficiar a los jugadores fuera del campo. Por ejemplo, un artículo de 2010 en "Scientific American", subraya el papel que desempeña el razonamiento espacial importante. en las matemáticas y las ciencias.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por enrique pereira vivas