¿Cuáles son los componentes de la prueba de tiempo de reacción en la aptitud?

Las pruebas de rendimiento, incluyendo el tiempo de reacción en lo que se refiere a las aptitudes de la condición física, evalúan cómo ejecutas una tarea. Estas pruebas se utilizan para establecer una línea de base para un programa de entrenamiento, para medir la efectividad de un programa de capacitación y para evaluar tu aptitud para un trabajo o deporte en particular. Las pruebas de tiempo de reacción de la aptitud física, que miden tu capacidad para responder a un estímulo con rapidez, tienen varios componentes.

Etapas

Una prueba de aptitud abarca seis etapas, incluyendo una prueba de tiempo de reacción. Estas seleccionan las características que se medirán, el método de medición, la recolección de datos, el análisis de los datos, la toma de decisiones en base a los datos y la aplicación de estas decisiones. Cada prueba que diseñes puede medir sólo un factor, señala Brian MacKenzie, entrenador de rendimiento de atletismo del Reino Unido.

Ejemplo

La prueba de caída de la regla es un ejemplo de una prueba de tiempo de reacción de aptitud. Para realizar esta prueba se requiere una regla y un asistente. El asistente sostiene la regla entre el pulgar y el dedo índice separados de la persona examinada. Se utiliza la mano dominante de la persona. Asegúrate de que el pulgar esté al nivel de la línea marcada a cero centímetros de la regla. Haz que el examinado se siente cerca de la orilla de una mesa y apoye el codo en la mesa para que su muñeca se extienda más allá del lado de la misma. Indica al examinado que atrape la regla lo antes posible después de que caiga. Deja caer la regla. Haz que el asistente registre la distancia entre la parte superior del pulgar del examinado donde atrapó la regla y la parte inferior de la regla. Este es uno de los factores a medir. Repite esta prueba 12 veces en total y utiliza el valor promedio.

Estandarización

El procedimiento de tu prueba tiene que ser estrictamente estandarizado, lo que significa que la forma en que está organizado y aplicado, así como las condiciones en las que se aplica permanezcan constantes. El análisis también debe ser coherente. Por ejemplo, puedes analizar los datos con base en los resultados anteriores con períodos constantes de tiempo entre las pruebas o puedes analizar los datos basándote en las normas establecidas por estudios científicos para la edad de la persona o el deporte. También deben estar en concordancia con cualquiera de las fórmulas que apliques en el análisis de datos. Con el ejemplo de la caída de la regla, toma tu puntuación promedio y aplica esta fórmula: el tiempo es igual a la raíz cuadrada de (2D/A). D es la distancia en metros y A es la aceleración de la gravedad, que es 9,81 metros por segundo al cuadrado. A continuación, compara el resultado del examinado con las normas. Por ejemplo, las normas de 16 a 19 años de edad son las siguientes: Menos de 7,5 cm es excelente, 7,5 a 15,9 cm es superior a la media, entre 15,9 y 20,4 cm es el promedio, 20,4 a 28 cm es inferior al promedio y más de 28 cm señala bajo rendimiento.

Validez

La validez de tu prueba depende de la consistencia de su aplicación, el grado de motivación del examinado se refleja en el buen desempeño en la prueba y en su posterior análisis. Por ejemplo, una prueba de caída de regla administrada por diferentes asistentes o en condiciones variables, como diferentes temperaturas, horas del día, lapsos de tiempo desde la última comida del examinado o distracciones como la presencia de otras personas alrededor, hacen que una prueba sea menos válida que otra prueba donde se mantienen tales factores constantes. El conocimiento previo del examinador de cómo realizar la prueba también es un factor, así como permitir diferentes práctica de la prueba antes de la aplicación de la prueba real. “Principles and Labs for Fitness and Wellness" ("Principios y Laboratorios de Salud y Bienestar"), de Werner Hoeger y Sharon Hoeger recomiendan permitir tres prácticas antes de la prueba.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por tere colín