¿Cuáles son las causas del síndrome piriforme?

El músculo piriforme se encuentra en las nalgas, procedentes de la columna inferior y adjunto a la parte posterior de la cabeza femoral o del fémur. El nervio ciático se encuentra bajo el músculo piriforme. El síndrome piriforme ocurre cuando los músculos tienen espasmos o resulta escaso, afirma MayoClinic. com. El piriforme se trata a menudo con tratamientos conservadores como medicamentos o terapia física.

Sentarse de manera prolongada

Sentarse de manera prolongada es una causa frecuente del síndrome piriforme, afirma MayoClinc.com. Estar mucho sentado pone presión sobre el músculo durante un período prolongado de tiempo, que puede hacer que el músculo esté apretado o tenga un espasmo. Por lo tanto, son necesarias interrupciones frecuentes para evitar que los músculos piriformes tengan un espasmo. Además, se debe utilizar un asiento bien mullido si esperas estar sentado de manera prolongada.

Trauma

El músculo piriforme puede tener una lesión y contribuir al síndrome de la piriformis. Los ejemplos incluyen accidentes automovilísticos, lesiones deportivas o caídas sobre la nalga. Eorthopod.com afirma que las lesiones en el músculo piriforme resultan en sangrado o hematoma, que está alrededor de los piriformis. El músculo piriforme muscular se hincha y puede agravar al nervio ciático. Con el tiempo, el músculo piriforme puede formar tejido cicatricial y convertirse en fuerte, resultando en el síndrome piriforme crónico. Por lo tanto, deben seguirse siempre las precauciones de seguridad y deben utilizarse el equipo adecuado y la técnica en los deportes.

Espasmo no provocado

En algunos casos, no puede identificarse la causa del síndrome piriforme. Eorthopod.com afirma que el músculo piriforme puede comenzar a sufrir un espasmo sin una causa conocida. Esto provoca la irritación del nervio ciático ya que los músculos piriformes comprimen el nervio ciático contra el hueso de la pelvis. Para llegar a este diagnóstico, el médico debe descartar otras causas de lesión piriforme y de compresión del nervio ciático. Se tomará un historial completo y se realizará un examen físico. Podría pedirse hacer una radiografía o una IRM para ver si hay alguna lesión notable o inflamación del músculo piriforme. Además, Eorthopod.com afirma que un médico puede inyectar un "trazador químico" en el músculo piriforme y utilizar una máquina de exploración ósea para evaluar las lesiones. Los medios más precisos de diagnóstico, sin embargo, consiste en inyectar medicamentos directamente en el músculo piriforme. Si los síntomas mejoran, el síndrome piriforme es la causa probable.

Más galerías de fotos



Escrito por jacques courseault | Traducido por maria gloria garcia menendez