¿Cuáles son las causas de los tirones musculares?

Los tirones musculares se producen cuando las fibras del tejido muscular se estiran más allá de los límites normales. Un problema físico, fuerza o un movimiento rápido están relacionados con los tirones musculares. Por ejemplo, el levantamiento lento y calculado puede ser seguro, mientras que un resbalón o caída repentinos pueden causar daño. Una distensión muscular que estire en exceso o rompa el tejido puede pasar de una sola vez o de a poco con el tiempo. Las causas comunes de los tirones musculares incluyen choques de autos y lesiones deportivas, pero deberías ser consciente de otras acciones que producen distensiones para evitar lesionarte.

Levantamiento

La mecánica corporal inadecuada y los objetos excesivamente pesados son dos razones de las distensiones musculares durante el levantamiento. El mal estado físico puede hacer que los músculos de algunas personas estén demasiado rígidos o demasiado débiles para soportar pesos, en especial cuando los objetos deben ser levantados lejos del centro de gravedad del cuerpo. La Cleveland Clinic informa que las lesiones deportivas durante el levantamiento de pesas pueden deberse a las acciones de empujar y tirar combinadas con el peso, no simplemente a la cantidad de libras.

Espasmos

Los tirones musculares se presentan por movimientos espasmódicos cuando las fibras musculares se extienden y luego vuelven a su posición. Aunque los tejidos flexibles pueden absorber esta conmoción con un rango de movimiento moderado, los músculos tensos sometidos a una fuerza extrema pueden sufrir daño. Según la American Academy of Orthopaedic Surgeons, el movimiento espasmódico por una colisión en la parte trasera de un auto puede causar hiper extensión o hiper flexión de los músculos del cuello en un movimiento hacia adelante y hacia atrás. Este tipo de distensión muscular también es llamada latigazo cervical.

Torcedura

las torceduras extienden las fibras musculares en dos direcciones, reduciendo su fuerza tensora. Las torceduras a menudo se producen en los tirones musculares en la espalda y los hombros o en los esguinces que pueden involucrar a los músculos circundantes, según afirma la Cleveland Clinic. Este tipo de lesiones deportivas pueden producirse en la lucha libre, el golf o los deportes de raquetas. Los resbalones y las caídas también pueden ser responsables de las torceduras que distorsiona los músculos.

Uso excesivo

Las lesiones por el uso excesivo o los movimientos repetitivos, están entre las más frecuentes causas del daño en el tejido muscular. A menudo, estos movimientos involucran otros elementos estresantes, como una torcedura o la fuerza excesiva. Los riesgos pueden ser altos en las lesiones deportivas entre los golfistas, tenistas y gimnastas, según lo afirma el National Institutes of Health. El trabajo en casa representa muchas causas de lesiones por uso excesivo, ya sea por una prolongada tensión muscular, como las posturas de jardinería, o movimientos repetitivos, como rastrillar hojas o lavar ventanas.

Lesiones relacionadas

El NIH informa que los deportes de contacto que incluyen el baloncesto, el fútbol, el hockey y el boxeo, también presentan distensiones musculares. Ésto se debe al estrés muscular directo así como al daño residual del tejido muscular durante las luxaciones de articulaciones o fracturas de huesos.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy clarke | Traducido por maria eugenia gonzalez