¿Cuáles son las causas de los desgarros del tendón del bíceps?

El músculo bíceps es un músculo grande en la parte delantera de la parte superior del brazo, que ayuda a doblar el codo hacia arriba y ayuda a que el paciente gire su mano desde la palma hacia abajo, a la palma hacia arriba. Para mover efectivamente estas articulaciones, los músculos bíceps deben adjuntarse al hueso del hombro y el hueso del brazo inferior. Ésto se hace a través del uso de los tendones. El tendón es una banda gruesa de tejido fibroso que une los músculos a los huesos y ayuda a mover las articulaciones. Según la American Academy of Orthopedic Surgeons o AAOS, un paciente puede rasgarse el tendón del bíceps en el hombro o en el codo y puede perder algo de fuerza en el brazo, y será incapaz de girar con fuerza el brazo desde la palma hacia abajo y hacia arriba. En la mayoría de los casos, un desgarro del tendón del bíceps no requiere tratamiento quirúrgico. Sin embargo, en algunos pacientes puede ser necesaria la cirugía.

Lesiones y uso excesivo

Según MedlinePlus, publicado por National Institutes of Health, un desgarro del tendón del bíceps puede ser el resultado de una lesión o uso excesivo del músculo bíceps. Específicamente, las lesiones traumáticas pueden causar una rotura aguda del tendón del bíceps. Los ejemplos de lesiones traumáticas agudas incluyen accidentes automovilísticos o lesiones deportivas. Las lesiones por uso excesivo ocurren generalmente por la elevación excesiva que puede ser necesario en el trabajo o movimientos deportivos repetitivos con la parte superior del brazo. En el caso de la lesión, los tratamientos conservadores son generalmente preferibles, antes que la cirugía. Los tratamientos conservadores recomendados comúnmente incluyen el descanso, terapia de hielo, medicamentos de venta libre y terapia física, para ayudar a sanar el desgarro del tendón del bíceps. Si los tratamientos conservadores no son efectivos, puede ser necesaria la cirugía.

Envejecimiento

Según la American Academy of Orthopedic Surgeons or AAOS el envejecimiento es un factor de riesgo para un paciente que tiene un desgarro del tendón del bíceps. Con la edad, el tendón del bíceps puede debilitarse y perder elasticidad, lo cual puede hacer que sea más probable que se rompa. Los desgarros de los tendones del bíceps en personas de edad avanzada se producen generalmente en el hombro, rara vez son dolorosos y pocas veces dan como resultado una disminución extrema en la función muscular. Por lo tanto, los tratamientos conservadores son generalmente preferidos en el tratamiento de pacientes de edad avanzada con desgarro del tendón del bíceps.

Enfermedades sistémicas

MedlinePlus afirma que un paciente con una enfermedad sistémica o de una enfermedad en todo el cuerpo, tales como la artritis reumatoide o la diabetes, han tenido un aumento del riesgo de tener un desgarro del tendón del bíceps. Las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide aumentan el riesgo de un desgarro del tendón del bíceps porque el sistema inmunológico del cuerpo ataca a los tendones del cuerpo, lo que puede causar que se desgasten y sean más propensos a romperse. La diabetes causa un suministro reducido de sangre rica en oxígeno y nutrientes debido a la obstrucción de los vasos sanguíneos causados ​​por la diabetes. Ésto también dará lugar a un desgaste prematuro y el debilitamiento del tendón del bíceps. Un paciente con una enfermedad sistémica que experimenta dolor en el hombro no debe dudar en buscar tratamiento inmediato para el posible desgarro del tendón del bíceps.

Más galerías de fotos



Escrito por jacques courseault | Traducido por gabriela nungaray