¿Cuáles son las causas de los problemas de comportamiento en el colegio?

Cuando un niño se porta mal en la escuela, puede ser perjudicial para todos los involucrados. A veces puede ser difícil saber la diferencia entre los problemas de comportamiento normales y los anormales. Lo que se considera la conducta típica para un niño de cinco años podría ser inaceptable cuando se manifiesta en uno de 12 años. Cuando un niño se comporta mal en la escuela, puede ser debido a un problema de personalidad o a un trastorno del comportamiento.

Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Un niño con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) podría encontrar difícil prestar atención en la escuela. La American Academy of Family Physicians dice que las características primarias del TDAH incluyen la falta de concentración y la impulsividad puede interferir con la capacidad del niño para escuchar y seguir las instrucciones. Un niño puede ser olvidadizo y desorganizado, haciéndole perder las tareas de la escuela y las notas de los padres. Un niño con TDAH puede ser inquieto, demasiado locuaz e incapaz de esperar su turno en la clase.

Trastorno de oposición desafiante (ODD)

Aunque es normal que un niño se moleste o irrite ocasionalmente, un niño con Trastorno de oposición desafiante (ODD) es casi constantemente disruptivo y argumentativo. Esto puede causar numerosos problemas en la escuela como muestra un flagrante desprecio por las reglas, desafiar a las figuras de autoridad y molestar intencionalmente a los compañeros de clase. Un niño con ODD podría encontrar difícil hacer y mantener amigos y a menudo busca venganza sobre otros.

Timidez extrema

A veces un niño es tan tímido que interfiere con su funcionamiento día a día en la escuela. Un niño extremadamente tímido no se ajusta fácilmente como sus compañeros en el aula o en el patio de recreo, según la American Academy of Pediatrics. Cuanto más persiste este patrón, más se le dificulta a un niño tímido sentirse más seguro socialmente.

Rechazo de los pares

Un niño puede ser rechazado por sus compañeros por el sobrepeso o por la falta de higiene personal, o debido a la ropa que lleva. En algunos casos, un niño es rechazado por sus compañeros debido a su comportamiento disruptivo que puede ser debido a un desorden del comportamiento. Un niño puede también ser etiquetado como marginado por sus pares sin un motivo aparente. Cualquiera que sea la causa de despido, un niño rechazado se siente no deseado y no bienvenido. Podría responder acosando a sus compañeros y rompiendo reglas.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por maria gloria garcia menendez