¿Cuáles son las causas de tendinitis en la mano?

La tendinitis se produce como resultado de la inflamación del tendón o su vaina, por lo general en los dedos o áreas de la muñeca. La inflamación crea dificultades para que el tendón se deslice suavemente durante el movimiento de la articulación. Las consecuencias pueden ir desde una simple molestia a un dolor debilitante. El tratamiento para la tendinitis de la mano por lo general implica el descanso y la inmovilización de la mano y los dedos.

Esfuerzo repetitivo

El esfuerzo repetitivo es la causa más común de tendinitis. El esfuerzo repetitivo de la mano se produce cuando una o más articulaciones se mueven repetidamente, incluso si no es contundentemente. El mecanismo exacto que causa la tendinitis patológica después de los movimientos repetitivos no está bien entendido. Sin embargo, se reconoce que ciertas actividades y profesiones son particularmente susceptibles a desarrollar tendinitis. Ejemplos de ello son mecanógrafos, jugadores de tenis y golf y trabajadores de línea de montaje de fábricas.

Lesión en la mano

Una causa común de tendinitis es una lesión directa a la mano. Por ejemplo, después de un esguince de mano, fractura o cirugía, un tendón cerca del sitio de la lesión puede irritarse. Esto puede causar tendinitis en ese tendón. Muy a menudo, la tendinitis se produce debido a que la lesión primaria no se ha curado. Esta es una de las razones por las que la mano debe estar descansada e inmovilizada después de una lesión o cirugía.

Estrés agudo

Cuando un tendón es presionado repentinamente y con fuerza, puede desarrollar pequeños desgarros. El resultado es la inflamación del tendón y tendinitis. Este estrés postraumático y agudo en el tendón normalmente se produce como resultado de una fuerza violenta en una articulación, como ocurre en los accidentes de tráfico, levantamiento de pesas y entrenamiento con pesas.

Otras causas

Varios otros factores pueden provocar tendinitis, y su efecto sobre la patología del tendón es poco conocida. Uno de tales factores es la edad. Con la edad, todas las partes del cuerpo, incluyendo los tendones comienzan a perder elasticidad. El resultado es una unión más rígida y menos flexible. Si la mano o los dedos son forzados, cualquiera de los tendones se puede inflamar y desarrollar tendinitis. Otra causa de la tendinitis es la presencia de una enfermedad o enfermedades crónicas. Por ejemplo, las personas con artritis reumatoide, diabetes y gota tienen una mayor probabilidad de desarrollar tendinitis si esfuerzan sus manos. Una causa menos frecuente de la tendinitis es una lesión térmica. Esto ocurre cuando las manos están expuestas al frío. Las actividades al aire libre, como la escalada en roca, montañismo y el senderismo están especialmente asociadas con este tipo de lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por christian walker, ph.d. | Traducido por roberto garcia de quevedo