¿Cuáles son las causas de la sobrealimentación en los bebés?

Los bebés no pueden levantarse y caminar a la nevera para alimentarse ellos mismos. Si tu bebé está comiendo demasiado, es porque lo estás sobrealimentando, por una razón u otra. Un bebé sobrealimentado puede convertirse en un bebé y un infante con sobrepeso. El sobrepeso en la infancia puede llevar a la obesidad en la edad adulta. Para romper este ciclo, determina por qué estás sobrealimentando a tu bebé y cambia tu patrón de alimentación.

Demasiada leche

Las madres en periodo de lactancia que producen suficiente leche para alimentar a quintillizos, pero que solo tienen un bebé que alimentar pueden terminar sin darse cuenta sobrealimentándolo. La primera leche que sale, llamada calostro, contiene menos grasa que la leche final producida en cuando se termina de amamantar. Las madres que tienen un suministro de leche superabundante pueden llenar a sus hijos con el calostro sin la leche final que mantiene al bebé satisfecho por más tiempo, sobre todo si cambian de lado antes de que el bebé reciba la leche del final. El calostro puede pasar a los intestinos tan rápidamente que el azúcar lactosa de la leche no se descompone por completo. El bebé desarrolla entonces gases y malestar abdominal y actúa como si estuviera hambriento. Alimentarlo nuevamente empeora el problema. La alimentación de un solo pecho por vez puede permitir que tu bebé reciba la leche final y reduzca los síntomas gastrointestinales que le hacen actuar como si estuviera hambriento.

Inseguridad de los padres

Los padres que se preocupan de que su bebé tenga hambre cada vez que se queja podrían terminar sobrealimentándolo. Las nuevas mamás que amamantan, que no puedan medir la cantidad de leche que les dieron a sus bebés, pueden ser especialmente propensas a esto. Un bebé que acaba de comer hace 45 minutos probablemente no está llorando por hambre. Intenta hacerlo eructar, caminando, hablando con el bebé, cambiando su posición, abrazándolo o cambiándole el pañal antes de darle otra botella o de amamantarlo nuevamente.

Darle sólidos demasiado pronto

Darles sólidos demasiado pronto puede llevar a una sobrealimentación, de acuerdo con Lucile Packard Children's Hospital en Stanford. Los padres a menudo comienzan a dar sólidos con la vana esperanza de que ayudará a un bebé noctámbulo a dormir hasta el amanecer, pero esto generalmente no funciona. The American Academy of Pediatrics no recomienda comenzar con los alimentos sólidos hasta que tu bebé tenga al menos 4 a 6 meses de edad.

Consideraciones

El sitio web KidsHealth explica que es más fácil sobrealimentar a un bebé alimentado con biberón, ya que no se necesita mucho esfuerzo para beber de una botella como lo hace de la mama. Los bebés alimentados con biberón también tienen más dificultades para detener el flujo de leche del pezón artificial. Un bebé puede beber lo que pongas en su boca porque él quiere chupar más. Asegúrate de que los orificios de los pezones no sean tan grandes que la fórmula se vierta en la boca del bebé sin mucho esfuerzo de su parte. Si se está ahogando y resoplando cuando se está alimentando, los agujeros son probablemente demasiado grandes.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por katherine bastidas