¿Cuáles son las causas del dolor de espalda cuando trabajas con la computadora?

Tu columna vertebral se compone de huesos llamados vértebras que protegen el haz de nervios denominada médula espinal. Separadas por cojines gelatinosos llamados discos, las vértebras se extienden desde la región cervical o del cuello hasta la base de la columna vertebral, llamada la zona lumbar. Varias condiciones, lesiones y tensiones repetitivas pueden dañar estas estructuras delicadas, incluyendo sentarse en una silla de trabajo en una computadora durante varias horas al día. El dolor de espalda del uso de la computadora está relacionado con una serie de factores internos y externos.

Factores de riesgo

El riesgo de padecer dolor de espalda es más alto para algunas personas que para otras. Los factores de riesgo que no puedes cambiar incluyen deformidades de la columna, como escoliosis, condiciones como la osteoporosis, según un informe de 2012 publicado en "BMC Musculoskeletal Disorders". Los factores de riesgo modificables incluyen el tipo de trabajo que haces, cuánto tiempo toma, el diseño de tu estación de trabajo, la postura, la intensidad de tu trabajo y otros parámetros modificables. Debido a la cantidad de variaciones individuales, puede ser difícil determinar una relación de causa-efecto entre el dolor de espalda y el uso de la computadora en una persona en particular.

Sillas incómodas


Una alineación corporal pobre por largos períodos de tiempo puede causar presión en diversas áreas de la columna vertebral y contribuir al dolor en la espalda, el cuello, los hombros y los brazos.

Si experimentas dolor de espalda durante el uso de la computadora, la silla puede estar contribuyendo al problema, si no apoyas tu cuerpo correctamente. Una alineación corporal pobre por largos períodos de tiempo puede causar presión en diversas áreas de la columna vertebral y contribuir al dolor en la espalda, el cuello, los hombros y los brazos. La elección de una silla que se pueda ajustar a tu cuerpo parece ayudar a aliviar el dolor de espalda, aunque la evidencia de una relación causa-efecto es modesta. Las características importantes incluyen la capacidad de ajustar el respaldo, reposabrazos y la altura de la silla. Un asiento curvo frente a uno plano también puede afectarte si la parte superior o baja de tu espalda están estiradas durante una sesión prolongada.

Mala postura

Incluso la silla de oficina perfecta no ayudará a tu espalda si te sientas con una postura encorvada durante largos períodos. Tu columna vertebral está diseñada para estar en una posición vertical, neutral, con los hombros hacia atrás y una ligera curvatura en la base. El inclinarte hacia delante para llegar al teclado, retorcer tu cuerpo mientras hablas por teléfono, colgar los pies de una silla demasiado alta o doblar la cabeza para ver la pantalla de la computadora lleva a tu espalda a una postura fuera de lo normal. En un artículo publicado en "Spine-Health", John J. Triano, DC, recomienda que te sientes en tu silla y utilices un reposapiés para mantener las rodillas y las caderas alineadas, aliviando la presión sobre tu espalda. La altura de tu computadora y el escritorio deben ser ajustadas para que puedas mirar directamente a la pantalla en lugar de inclinarte hacia adelante.

Inactividad


Mantenerte de pie y apoyarte con las manos detrás de la parte baja de la espalda puede ayudar a mejorar la flexibilidad de la columna y prevenir el dolor durante el trabajo en la computadora.

Sentarte en cualquier posición por más de 20 minutos puede contribuir al dolor de espalda mediante la reducción de la flexibilidad de los tendones y ligamentos a través del tiempo. Para evitar el dolor de espalda en el trabajo, cambia de posición con frecuencia y toma breves descansos cada 20 minutos. Mantenerte de pie y apoyarte con las manos detrás de la parte baja de la espalda puede ayudar a mejorar la flexibilidad de la columna y prevenir el dolor durante el trabajo en la computadora.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por luciano ariel castro