¿Cuáles son las causas de la rigidez de los músculos?

La tensión de los músculos frontales del muslo puede ser causada por problemas tales como una mala postura, rigidez en las articulaciones de la cadera, la columna vertebral rígida o demasiada estimulación neural en el muslo y los flexores de la cadera. Las diferentes causas de la tensión de los músculos requieren diferentes enfoques para elongar y relajar la zona, no hay entrenamientos que se ajusten a cada situación.

Sobreestimulación neuronal

Cuando las fibras musculares se contraen, las microscópicas proteínas contráctiles -actina y miosina- se cruzan entre sí y acortan el músculo. Cuando hay demasiada estimulación neural para el músculo, los músculos permanecen controlados. Esto puede conducir a la rigidez de las articulaciones lo que impide que la articulación de la cadera se extienda al correr, caminar o subir escaleras. Sin la extensión correcta de la cadera, tu paso no va a permitir que te muevas más rápido sin correr el riesgo de un dolor en la espalda o en la rodilla. una mala extensión de la cadera también hará que tu espalda baja se extienda demasiado para compensar la falta de movimiento en la articulación de la cadera.

Desviación elevada

Una desviación postural de elevación se diagnostica cuando un lado de tu cuerpo es más alto que el otro, tal como un hombro o un costado de la pelvis. Si un costado de la pelvis es más alto que el otro, el hombro del mismo lado de la cadera se levantará. Esto hará que los músculos y los tejidos en la cadera y el hombro bajos se compriman hacia abajo, haciendo que se tensen los flexores de la cadera y la pierna en un lado.

Rigidez de las articulaciones de la cadera

La rigidez de la cadera puede hacer que no puedas mover las articulaciones de la misma en todos los rangos de movimiento, como la rotación, flexión y extensión. Esto es a menudo causado por estar sentado demasiado y no moverte lo suficiente. Por ejemplo, cuando los flexores de la cadera se ponen tensos por estar sentado, los glúteos y estabilizadores abdominales se debilitan por falta de uso, esto contrae los flexores de la cadera, lo que tira de la columna lumbar y la parte superior del muslo y haciendo que tus muslos delanteros se vuelvan rígidos.

Prevención

Estirar y fortalecer los flexores de la cadera y la columna vertebral evitará que los músculos del muslo se tensen y se vuelvan rígidos. Esto reduce la cantidad de estimulación nerviosa a los músculos y los tejidos conectivos, permitiendo que tu cadera se abra más. Como regla general, moverse con regularidad y permanecer menos tiempo sentado, disminuirá la rigidez. Si tienes una desviación de elevación, puedes realizar ejercicios correctivos que equilibren el cuerpo y mejoren la alineación de la pelvis, la columna vertebral y los hombros. Los tipos de ejercicios que debes hacer dependerán de la gravedad de la desviación, tu estado físico y tu nivel de dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por nick ng | Traducido por martín giovana