¿Cuáles son las causas del dolor de espalda en el ciclismo?

Andar en bicicleta es una forma de ejercicio que es también una actividad divertida y eficaz en la edificación muscular que contribuye a tu bienestar físico. Sin embargo, el dolor de espalda cuando andas en ella, puede poner un freno a tu diversión y dar lugar a períodos de inactividad mientras te recuperas. Muchas causas del dolor de espalda relacionadas con el ciclismo pueden prevenirse, aprendiendo simplemente los conceptos básicos acerca de cómo tu cuerpo y tu bicicleta trabajan juntos.

Posición del asiento y el manillar

La altura inadecuada tanto de tu asiento de la bicicleta (a menudo referido como una silla de montar) como del manillar, pueden contribuir a reducir el dolor de espalda. El sitio Roadcycling.com explica que cuando el manillar está demasiado bajo para tu altura y en longitud con los brazos, los largos períodos de ciclismo pueden provocar que sobre-extiendas la espalda, causándote dolor. Determina la altura correcta del manillar sentándote en la bicicleta con los codos flexionados en un ángulo no mayor de 70 grados. Cuando pedalees y lleves las rodillas hacia arriba, tus codos deben estar a una o dos pulgadas de distancia de las rodillas. La altura y posición del asiento también son factores en la inducción del dolor de espalda por el ciclismo. Un asiento que está demasiado alto o demasiado bajo, afectará la posición de tus brazos y debe ajustarse para tener en cuenta el ángulo de 70 grados recomendado para los codos. El ángulo del asiento debe inclinarse hacia arriba lo suficiente de modo que tu pelvis se incline hacia adelante a medida que sube, para así prevenir el dolor en la zona lumbar.

Posición corporal

La mala postura en el ciclismo, al igual que en el caminar o al sentarse, puede hacer que te duela la espalda, de acuerdo con los recursos ciclistas de The Exchange CARE. Siéntate derecho antes de andar y mantén tu espalda recta cuando te inclines para alcanzar el manillar. Mantener los hombros hacia atrás en lugar de redondeados, puede ayudarte a evitar el encorvamiento, lo cual puede producirte dolor de espalda. El cuello debe estar recto y la cabeza debe ir hacia el frente para que así todo tu cuerpo este en línea y derecho, en vez de redondeado.

Terreno

El terreno en el que andes podría desempeñar un papel en tu malestar. Andar en bicicleta sobre terrenos planos o rectos pueden ser más dóciles con tu cuerpo en general, pero especialmente con los músculos de los glúteos y la región pélvica. Pedalear cuesta arriba cambia la dinámica de tu cuerpo y pone más énfasis en estas áreas. Los paseos excesivos en zonas montañosas puede causar fatiga muscular, lo que de acuerdo con el sitio Roadcycling.com, hace que tu pelvis se incline hacia atrás. El dolor puede ser un efecto secundario de esta alteración de la postura.

Consideraciones

Si todavía estás sufriendo de dolor de espalda después de haber posicionado correctamente el asiento y el manillar y has aprendido la forma correcta para sentarte, habla con tu médico. Es posible que tengas una lesión no relacionada, como una hernia de disco, que se ve agravada al pedalear, o tal vez sólo necesitas estirar tus tensos músculos de la espalda, antes de ir a dar un paseo. Algunos ciclistas encuentran que una bicicleta reclinada (una en el que te sienta con la espalda apoyada, como en un sillón) elimina el dolor de espalda.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por ana karen salgado beltrán