¿Cuáles son las características de una dieta saludable?

Una dieta saludable puede definirse de muchas maneras. La investigación ha demostrado la necesidad de ciertos componentes, y por consiguiente han hecho recomendaciones nacionales. Además de estos nutrientes en general, las preferencias personales y restricciones en la dieta también deben ser consideradas sobre una base individual. Aunque una dieta sana puede abarcar una amplia variedad de estilos de comer, existen algunas características que se destacan.

Enfoque sobre frutas y vegetales frescos

Las frutas y verduras frescas son algunos de los alimentos más beneficiosos cuando se trata de nutrientes. Las Dietary Guidelines for Americans recomiendan que los adultos coman 2 tazas de fruta y 2 1/2 tazas de verduras cada día. Cada tipo de fruta y verdura proporciona una combinación única de vitaminas y minerales necesarios para la función adecuada del cuerpo, así que las dietas más saludables incluyen una amplia gama de productos. Las hojas verde oscuro son ricas en vitaminas K y C y ácido fólico. Las patatas proporcionan potasio; las bayas (berries) proporcionan vitamina C, fitoquímicos y flavonoides. Además, las frutas y vegetales están llenos de fibra, que promueve un sistema digestivo saludable. También son más bajos en calorías, que es beneficioso para la pérdida de peso y el mantenimiento.

Más granos enteros

Una dieta saludable es rica en granos enteros. Incluye algunos granos refinados, a diferencia de los alimentos con harina blanca, procesados, envasados y horneados. El pan de grano entero, las bayas de trigo, avena, trigo sarraceno, quinua, arroz negro, palomitas de maíz y cebada caen en el grupo de granos enteros. Además de proporcionar fibra y vitaminas como la vitamina E, los granos enteros se han asociado con un riesgo reducido de enfermedad cardiovascular. Se recomienda que los adultos coman de 6 a 8 onzas de granos cada día, y la mayoría de las fuentes deberían ser granos enteros.

Proteína de nutrición densa

Independientemente de si decides comer carne, la proteína es importante para el crecimiento muscular y el desarrollo y la función normal del cuerpo. Los adultos deben consumir de 5 a 6 onzas de proteína al día. Existen muchas fuentes de proteína; una dieta saludable incluye aquellas que son más magras o proporcionan un beneficio nutricional agregado. Por ejemplo, las aves de corral, los cortes magros de carne de res y cerdo y los huevos son fuentes de proteína que aportan vitaminas y minerales como vitamina B12, hierro y zinc. Además, los pescados grasos como el salmón proporcionan ácidos grasos omega-3 para la salud cardíaca. Los frijoles (beans) y legumbres en todas las formas suministran proteína contribuyendo con la fibra dietética. Los productos lácteos son conocidos por su aporte de calcio.

Alimentos procesados limitados

Los alimentos procesados y envasados que se encuentran en la mayoría de los almacenes y estantes de los supermercados, a menudo están llenos de sodio, aditivos, conservantes, exceso de azúcar y grasas poco saludables. Además, los alimentos congelados y la comida rápida también pueden contener estos componentes insalubres. Una dieta saludable contiene una cantidad limitada de estos alimentos y se centra en los alimentos frescos, enteros y naturales. Si consumes alimentos envasados, busca aquellos que contengan la menor cantidad de ingredientes y que comprendas completamente de qué se trata.

Conocer tu cuerpo y restricciones dietéticas

Las restricciones dietéticas son cada vez más comunes, ya que la gente comienza a entender qué alimentos le sientan mejor y qué alimentos causan problemas de energía y peligro gastrointestinal. Existen, por supuesto, alergias a los alimentos, como a los cacahuetes (peanut) y fresas (strawberries), pero muchas personas están descubriendo que tienen intolerancias a alimentos lácteos y a alimentos que contienen gluten, una proteína que se encuentra en productos de trigo y otros cereales. Cuando son comidos, estos alimentos causan malestar estomacal y otros problemas relacionados. Además, otros deciden renunciar o limitar los productos cárnicos debido a la preferencia, conflicto moral o preocupación por el medio ambiente. Una dieta saludable también es una dieta desarrollada para tus necesidades personales. Una que esté bien pensada y experimentada para dar lugar a la energía y vitalidad para hacerte sentir mejor. Aunque incluye componentes de salud general introducidos en las primeras secciones, es la que funciona bien específicamente para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por lori rice | Traducido por marcela carniglia