¿Cuáles son algunos buenos consejos de vestir para chicos adolescentes?

Un día quieres sobresalir pero no harás nada para encajar al día siguiente. Bienvenido a los años adolescentes, donde tu ser está creciendo rápidamente física, moral e intelectualmente, sin mencionar que tu estilo no tiene sentido. Vestir apropiadamente significa aceptación, respeto y segundas miradas de la gente que importa: tus compañeros, padres, maestros y tu jefe en el trabajo. Usando algunos consejos para vestir puedes sentirte preparado para cualquier situación.

Tendencias de paso ligero

No enloquezcas sólo porque el número de primavera de la revista GQ tiene un especial de moda de telas escocesas y rombos que no combinan. Entiende la diferencia entre la editorial de una revista y la vida real. Una buena regla es tomar una prenda de moda y mezclarla con una pieza clásica. Por ejemplo, si las rayas están de moda, combina una camiseta de rayas con pantalones de color sólido y zapatos de un color complementario. Si las bufandas están de moda, compra una en un color sólido que combine bien con tus suéteres estampados. Una mejor apuesta es elegir tendencias en accesorios, tales como relojes, cinturones y sombreros tejidos, y mantén un estilo clásico con tus pantalones y playeras.

Redúcelo a los esenciales

Las frases en las playeras son bonitas cuando tienes cinco años de edad, no 15. Cualquier cosa con gráficos escandalosos o desagradables puede ser divertida para tus compañeros de clase, pero no para tu entrenador. Las camisetas largas y cortas de colores sólidos son esenciales, pero asegúrate de que también tengas camisetas con cuello como las tipo polo y camisas. Una sudadera gruesa con capucha es suficiente. En su lugar lugar combina jeans oscuros o pantalones de frente plano con suéteres, gabardinas, chaquetas y cardigans para hacer una declaración de moda. Aprende a usar capas con un chaleco, una camiseta debajo de una camisa o un suéter sobre una playera de manga larga.

Zapatos seguros

Los zapatos deben ofrecer apoyo al arco para evitar problemas de pies en la adultez. Considera tus rutinas semanales y compra un par de zapatos para cada actividad. Aunque necesitarás zapatos específicos para hacer deportes, cada chico adolescente necesita un par de zapatos tenis para todos los días, como Vans o Converse, un par de zapatos mocasines y un par zapatos mocasines de cuero negro o café fáciles de meter. Las chanclas y sandalias tipo timberland son refrescantes en los meses de verano, solo asegúrate de tener cuidado acerca de enseñar tus dedos en una cita, en la escuela o el trabajo.

Usa el tamaño correcto

Los pantalones flojos y los jeans que se caen en la parte trasera son para raperos en videos, no para un chico adolescente promedio. Invierte en un cinturón y mete tu playera si la cola es más larga que la altura de tu trasero. Recuerda también que la ropa de club pertenece al club; las playeras demasiado pegadas no son atractivas. Piensa en ajustado, nunca en apretado, cuando se trate de playeras y pantalones. A menos que seas literalmente una estrella de rock, evita los pantalones de cuero y los jeans exóticos muy ajustados. Como regla general, tu ropa no debe arrugarse en cualquier parte de tu cuerpo y las mangas deben terminar en tus muñecas. También adapta tus pantalones para que sean de 1/2 a 3/4 pulgadas más largos en la parte trasera.

Descubre tu estilo

Lee las revistas de moda de hombres y recorre los grandes almacenes para encontrar tu estilo. También es una buena idea evaluar tus horarios diarios y estilo de vida. ¿Practicas basquetball cuatro veces a la semana? Invierte en un buen par de tenis y unos shorts de banda elástica que fácilmente se puedan llevar del salón de clases a la cancha. ¿Vas de la escuela al trabajo? Asegúrate de que tu guardarropa tenga algunos pares de pantalones tipo kaqui o jeans de colores que se puedan combinar fácilmente con una playera con cuello. Pensar acerca de en qué consiste tu vida diaria y cómo quieres ser percibido tiene mucho que ver para tener la ropa adecuada en tu clóset.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa finn | Traducido por esther guerrero