¿Cuáles son buenas fuentes de proteína para los diabéticos?

Si tienes diabetes, busca las fuentes de proteínas saludables para el corazón que sean bajas en grasa saturada, colesterol y sodio. Las personas con diabetes tienen de tres a cuatro veces mayor riesgo de padecer una enfermedad cardíaca que las personas sin la enfermedad. Con bajo riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, guías de nutrición de la American Diabetes Association’s para la diabetes recomiendan limitar las grasas saturadas a menos del 7% del total de calorías consumidas en un día y colesterol a no más de 200 miligramos diarios. Elije carnes frescas procesadas que limiten la ingesta de sodio. Mantén la ingesta de sodio a no más de 1.500 miligramos diarios para mejorar los niveles de presión arterial, que también tienden a ser más altos en las personas con diabetes.

Pescado


Los filetes de bagre en especias cajún.

El pescado es una buena fuente de proteína para las personas con diabetes. El pescado contiene proteínas de alta calidad y baja en grasas saturadas. Los pescados grasos proporcionan principalmente grasa poliinsaturada saludable para el corazón. El ADA y la American Heart Association recomiendan incluir dos o más porciones semanales de pescado de agua fría. Un tamaño de la porción es de 3,5 onzas (99,22 gramos) cocidas o 3/4 taza de copos de pescado. Los pescados grasos en particular son ricos en los ácidos grasos omega 3 DHA y EPA, que puede disminuir tu riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Las fuentes de omega 3 que también son bajas en mercurio incluyen bagre, camarón, abadejo y salmón, conservas de atún claro.

Aves


Pechuga de pollo a la plancha con verduras .

Las aves de corral también son una proteínas de alta calidad. Elije carne blanca de pollo o pavo, como la pechuga y quita la piel para limitar la ingesta de grasa saturada y de colesterol. Utiliza técnicas de cocina saludable para el corazón como hornear, asar, asar a la parrilla o caza furtiva.

Productos de soja


Soja creciendo en el campo.

La proteína de soja es naturalmente baja en grasa y colesterol. La Dietary Guidelines Advisory Committee informa que se ha demostrado que tomar diariamente 25 gramos de proteína de soja disminuye el colesterol total y el LDL. Los productos que contienen al menos 6,25 gramos de proteína de soja pueden reclamar una etiqueta que bajan el colesterol. Los ejemplos incluyen 3,5 onzas (99,22 gramos) de harina de soja, cuatro onzas ( 113,40gramos) de soja entera, tofu o tempeh u ocho onzas (226,80 gramos) de leche de soja o proteína de soja texturizada.

Legumbres


Frijoles rojos.

Las legumbres o guisantes secos y frijoles, son una fuente de proteína magra que es naturalmente libre de colesterol. Las legumbres son una excelente fuente de fibra, especialmente de fibra soluble. La fibra soluble puede reducir tus niveles totales y de colesterol LDL y puede ayudar con el control de peso. Incluye una porción de una taza de legumbres al menos tres veces por semana. Utilízalas como una alternativa a la carne para reducir la ingesta de grasas y colesterol mientras aumentas la fibra y otras vitaminas y minerales. Las legumbres contienen carbohidratos que necesitas contar en tu plan de comidas.

Productos lácteos


Una taza de queso cottage.

La leche es otra proteína de alta calidad. Proporciona calcio, potasio, magnesio y vitaminas A y D. La DGAC, informa que la ingesta de productos lácteos pueden reducir el riesgo de padecer un ataque al corazón, enfermedades del corazón y apoplejía. Los ejemplos incluyen leche, yogur sin azúcar, queso cottage o queso. Para limitar las grasas saturadas y el colesterol, elije productos sin grasa o leche al 1%. La leche y el yogur contienen hidratos de carbono pero el queso no. El requesón y los quesos procesados tienden a ser altos en sodio. Elije quesos naturales en lugar de procesados y limita tu porción de queso cottage.

Claras de huevo


Un cocinero abriendo un huevo.

Los huevos son una de las proteínas de mejor calidad. La yema de huevo, sin embargo, tiene una alta cantidad de colesterol. La AHA recomienda que limites las yemas de huevo a dos por semana. No tienen colesterol ni grasa. Puedes utilizar claras de huevo o sustituto de huevo, que se hace de claras de huevo. Para cocinar u hornear, dos claras de huevo o un cuarto de taza de sustituto de huevo toma el lugar de un huevo entero.

Más galerías de fotos



Escrito por catherine cox | Traducido por maria gloria garcia menendez