¿Cuáles son los beneficios de utilizar un baño de vapor para el acné?

La creencia de que el acné puede ser tratado en una sala de sauna o de vapor es un fenómeno generalizado y, por desgracia, no es cierto. Aunque es relajante y saludable en otros aspectos, el vapor no ayuda a tratar del acné y realmente puede empeorarlo. Hay formas de tratar el acné y mantenerte alejado de la sauna es una de ellas.

Sudar

El vapor en la sauna abre los poros y te hace sudar. Debido a esto, muchas personas creen que las salas de vapor y los saunas sirven para tratar el acné. La teoría es que los poros abiertos liberan más fácilmente la suciedad y el aceite que contienen, permitiendo que tu sudor los limpie fácilmente quitando la suciedad. Desafortunadamente, no hay evidencia científica para apoyar esta creencia y, según la Academia Americana de Dermatología, la sudoración en realidad puede empeorar los problemas de acné.

Volver a la realidad

Para tratar eficazmente el acné, lávate la cara dos veces al día con un limpiador suave. Báñate después de hacer ejercicio y de sudar. Evita los tonificantes, astringentes y otros productos químicos fuertes, así como aquellos que contienen alcohol. Lava suavemente la piel en lugar de frotarla y enjuágala con agua tibia. Lávate el cabello todos los días, y evita tocarte la cara o molestarte las imperfecciones que tengas. Consulta a un dermatólogo si el acné persiste o empeora.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle miley | Traducido por katherine bastidas