¿Cuáles son los beneficios del té de melón amargo?

El nombre científico del melón amargo, también denominado calabacín amargo, es Momordica charantia, y es parte de la familia de las calabazas. Durante la cosecha, la fruta de melón amargo es de color verde o amarillo, aunque a medida que madura se torna de color amarillo-anaranjado. El té de melón amargo se produce a partir de las hojas, de las semillas fibrosas y del fruto de la planta de melón amargo. Este té se usa por lo común con el fin de mantener una oxidación normal de la glucosa en personas con diabetes. De la misma manera que con todos los remedios naturales, el té de melón amargo no debe utilizarse como sustituto del consejo médico profesional.

Disminuye los niveles de las grasas nocivas en sangre


Se ha demostrado que el fruto del melón amargo resulta efectivo para disminuir los triglicéridos y los niveles de lipoproteínas de baja densidad.

Se ha demostrado que el fruto del melón amargo resulta efectivo para disminuir los triglicéridos y los niveles de lipoproteínas de baja densidad, y con el fin de incrementar los niveles de lipoproteínas de alta densidad, de acuerdo con una investigación conducido por el Department of Biological Sciences en la University of Botswana.

Beneficios antioxidantes


El té de melón amargo contiene flavonoides, vitaminas y antioxidantes que protegen el organismo del daño que producen los radicales libres causantes de enfermedades.

El té de melón amargo contiene flavonoides, vitaminas y antioxidantes que protegen el organismo del daño que producen los radicales libres causantes de enfermedades, al destruir la producción celular saludable. De acuerdo con el Human Nutrition Research Center on Aging en la Tufts University, los fitoquímicos, los carotenoides y los flavonoides reducen el estrés oxidativo dentro del cuerpo.

Disminuye las células cancerosas


El extracto de melón amargo puede inhibir el crecimiento de células cancerosas en pacientes con cáncer de mama.

De acuerdo con estudios conducidos por la investigadora Ratna B. Ray, Ph.D., profesora en el Department of Pathology en la Saint Louis University, el extracto de melón amargo puede inhibir el crecimiento de células cancerosas en pacientes con cáncer de mama. En un artículo publicado en el diario Cancer Research, Dr. Ray afirma que "nuestros descubrimientos sugieren que el extracto de melón amargo modula varias vías de transducción de señales, lo cual induce a la muerte de las células cancerosas de la mama".

Más galerías de fotos



Escrito por kellyk | Traducido por sofia elvira rienti