¿Cuáles son los beneficios para la salud de hornear tu propio pan?

El reconfortante y convocador aroma del pan hecho en casa debería ser razón suficiente para tratar de hornear pan casero. El pan hecho en casa puede también ofrecer mayor cantidad de nutrientes y menos aditivos que los panes fabricados comercialmente. Aunque hornear pan toma algo de tiempo y refinamiento, el sabor e impacto nutricional de hacer tus propias hogazas hace que todo el esfuerzo valga la pena.

Ingredientes más saludables

Tú puedes seleccionar todos los ingredientes que deseas que tu pan casero contenga. Puedes elegir las harinas de la más alta calidad (o moler las tuyas propias), los agentes leudantes, los huevos y los lácteos. Puedes también controlar la cantidad de azúcar y no tienes que preocuparte por la adición de jarabe de maíz de alta fructosa o dextrosa, que ofrecen calorías vacías. A menos que las agregues tú mismo con margarina o manteca vegetal, el pan casero no contiene grasas trans; puedes usar grasas saludables para el corazón, no-saturadas, como el aceite de oliva o de girasol. Los panes preparados comercialmente a menudo contienen preservativos e ingredientes artificiales para extender su tiempo de conservación en los estantes e impulsar el sabor, mientras que los panes caseros no.

Bajos en sodio

Muchos panes preparados comercialmente contienen más de 130 mg de sodio por rebanada, si preparas el tuyo en casa, puedes limitar la cantidad de sal en la hogaza.

Granos enteros

La USDA recomienda consumir por lo menos 3 onzas de granos enteros a diario. Las etiquetas en los panes comerciales pueden llevarte a pensar que contienen más granos enteros de lo que en realidad contienen. Cuando preparas pan en casa, puedes estar seguro de la cantidad de granos enteros realmente incluidos en la receta. Puedes preparar un pan más consistente y saludable usando harina de trigo integral al 100 por ciento y otras harinas integrales. La harina integral tiene más fibra y nutrientes que la harina blanca refinada. Cuando horneas tu propio pan, puedes también experimentar agregando otros granos o ingredientes para aumentar el contenido nutricional. Considera añadir semillas de linaza para obtener ácidos grasos omega-3, hojuelas de avena para obtener fibra soluble o harina de quinoa para obtener proteínas.

Libre de alérgenos

Si sufres de serias alergias a ciertos alimentos, puedes crear tus propias recetas de pan para dejar fuera los ingredientes que no te convengan. Incluso panes pre-fabricados que no contienen el alérgeno en su producción, podrían contaminarse por ser hechos en máquinas que se han utilizado para procesar los alérgenos. Hacer tu propio pan previene también casi toda posibilidad de contaminación cruzada.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por reyes valdes