¿Cuáles son los beneficios de los granulos de lecitina de soya?

Producida por el hígado y un componente importante de la capa viscosa en el intestino grueso, la lecitina se compone de tres tipos de moléculas liposolubles llamadas fosfolípidos. Estas moléculas son grandes bloques de construcción para las membranas celulares y, junto con el colesterol y los triglicéridos, ayuda a facilitar la comunicación entre las células y evita que se adhieran unas a otras. Las semillas de soya son ricas en lecitina y se utilizan para hacer los gránulos. La lecitina es un compuesto natural que contiene todos los elementos que se encuentran naturalmente en las membranas celulares.

Hígado

El sitio web Liverdoctor.com afirma que unos estudios controlados en animales han demostrado que la lecitina es buena para la prevención de la cirrosis inducida por alcohol. La cirrosis ocurre cuando la inflamación crónica de las células del hígado ocasiona una extensa acumulación de tejido cicatrizante, o colágeno. Los gránulos de lecitina elevan los niveles de colina en el hígado, la cual aumenta una enzima eficaz para romper el colágeno. Debido a la capacidad de la lecitina para emulsionar y descomponer la grasa, también puede prevenir el padecimiento de hígado graso, una condición que resulta de la acumulación de depósitos de grasa en las células hepáticas.

Sistema cardiovascular


La lecitina protege tu corazón

Los ingredientes en los gránulos de lecitina de soja son esenciales para la función de los nervios y músculos, incluyendo el corazón, y están contenidos en la vaina que cubre cada nervio y célula de los músculos en el cuerpo. Según el Nutritional Supplement Education Center: "Sin lecitina, las membranas en nuestro cuerpo endurecerían y nuestras células morirían". La lecitina es un agente emulsionante que descompone el colesterol y otros lípidos ayudando a que las grasas se mezclen con agua y líquidos corporales, facilitando su eliminación del cuerpo. Esto previene la acumulación en las paredes arteriales, beneficiando la salud cardiovascular y ayudando a prevenir la ateroesclerosis. Un estudio clínico unido, hecho por los departamentos de farmacia de varias universidades de Sao Paulo, Brazil evaluó a pacientes con el nivel de colesterol elevado. Los resultados, publicados en el diario Cholesterol, mostraron que una administración diaria de lecitina de soya redujo significativamente el colesterol total y estimuló la secrección de ácidos grasos con niveles altos de colesterol cuando se hizo la comparación con dietas sin lecitina.

Cerebro


La lecitina juega un papel en la función del cerebro.

Cuando consumes gránulos de lecitina, esta se descompone en el nutriente colina antes de entrar a las membranas celulares. La colina se utiliza para formar la acetilcolina, una sustancia química de los nervios, esencial para la función cerebral adecuada. Los resultados de los estudios sobre la efectividad de la lecitina como coadyuvante en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, demencia, trastorno bipolar y trastornos relacionados con el cerebro humano no han sido conclusivos; sin embargo, un estudio in vitro, de 2007 publicado por "CNS Drug Review" utilizó un derivado de la lecitina para examinar los beneficios para la analgesia y la terapia contra la enfermedad de Alzheimer y consideró el compuesto como un candidato potencial para el uso crónico en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Vesicula biliar

Los cálculos biliares se forman en la vesícula biliar donde la bilis se almacena y se libera en el intestino para ayudar en la digestión. Demasiado colesterol se puede cristalizar en piedras. La lecitina es un componente importante de la bilis y ayuda a descomponer la grasa, permitiéndole mezclarse con agua y asegurando su rápida eliminación del cuerpo. Según el sitio web Healthier Life, el aumento del riesgo de tener cálculos biliares se relaciona con la edad, el peso, la dieta y los cambios hormonales. Hasta el 20 por ciento de personas mayores de 65 años desarrollan cálculos biliares, pero sólo alrededor del 4 por ciento experimentan síntomas que pueden incluir: dolor que dura varias horas en la parte superior derecha del abdomen o la espalda, náuseas y vómitos.

Más galerías de fotos



Escrito por gord kerr | Traducido por maria del rocio canales