¿Cuáles son los beneficios de los monitores de la frecuencia cardíaca?

Los monitores del ritmo cardíaco son accesorios útiles para el ejercicio aeróbico de todos, desde los principiantes hasta los atletas profesionales. Además, potencialmente son dispositivos salvavidas para aquellos con afecciones de salud que los ponen en alto riesgo de un ataque cardíaco. Los típicos monitores modernos del ritmo cardíaco tienen dos piezas: un transmisor adherido al pecho que registra el ritmo cardíaco y un dispositivo receptor similar a un reloj que muestra la información.

Precisión y conveniencia

De acuerdo con el Texas Heart Institute, el ejercicio aeróbico efectivo incluye un calentamiento de cinco a 10 minutos, 20 minutos de actividad en tu ritmo cardíaco ideal, y luego un enfriamiento de cinco a 10 minutos. Los monitores de frecuencia cardíaca te permiten saber con precisión si has alcanzado tu ritmo cardíaco ideal, y si lo mantienes. Los dispositivos no sólo son más precisos que los controles manuales, sino que no requieren que te detengas y comiences tu rutina como estos últimos. Romper el ritmo interrumpe el ejercicio, lo que lo hace menos eficaz.

Medición del ejercicio efectivo

La American Heart Association explica que un control estricto de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio es la clave no sólo para saber que te estás ejercitando arduamente, sino para saber si estás mejorando tu condición física con el tiempo. Aunque hay otros medios para juzgar la eficacia de tus rutinas (como cuán difícil se te hace respirar, lo cansado que estás, si puedes caminar o cantar, etcétera), el control de la frecuencia cardíaca es el método más seguro individual. Proporciona datos objetivos, a diferencia de los indicadores más subjetivos.

Medición del ejercicio seguro

Tu ritmo cardíaco ideal, según la definición de la American Heart Association, debe estar dentro del 50 al 85 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo. El número exacto varía según las personas, ya que se deben tener en cuenta muchos factores para llegar a un ritmo cardíaco personal seguro. Exceder tu frecuencia cardíaca ideal es peligroso, y también indica que probablemente estás forzando otros músculos. De acuerdo con la Cleveland Clinic, el ejercicio que se realiza por encima de tu ritmo cardíaco ideal te pone en riesgo de lesión tanto cardiovascular como ortopédica y no te proporciona ningún beneficio físico adicional. Un monitor preciso de la frecuencia cardíaca es una herramienta útil para garantizar que no te estás poniendo en peligro por el exceso de ejercicio. Esto es muy importante para las personas que sufren enfermedades del corazón o para las que se están recuperando de estas.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por rafael ernesto díaz