¿Cuáles son los beneficios de los programas de arte para niños?

Cuando se necesita un recorte de presupuesto en las instituciones educacionales, los programas de arte generalmente son los primeros en irse. Aunque los programas de arte no son típicamente considerados parte de la currícula central en la mayoría de las escuelas primarias, secundarias y preparatorias, ofrecen a los estudiantes que participan en ellos muchas ventajas. Un programa en educación artística puede proporcionar a los estudiantes de todas las edades un sólido fundamento para su desarrollo educativo, emocional, social y creativo.

Habilidades mejoradas de aprendizaje

Los programas de educación artística pueden ayudar potencialmente a los estudiantes a sobresalir en otras áreas académicas, particularmente en lectura y matemáticas. De acuerdo a Americans for the Arts, los programas de arte pueden ser particularmente benéficos ayudando a los niños en edad preescolar a desarrollar sus habilidades cognitivas, motoras y de lenguaje. Los programas de arte pueden ayudar a mejorar las habilidades de memoria y concentración, desarrollar la toma de decisiones y las habilidades de pensamiento crítico, mejorar la comunicación y las habilidades de escucha, ayudar a los niños a establecer relaciones espacio-temporales entre objetos y a motivar el enfoque y la disciplina. Citando un estudio del 2006 por el Museo Guggenheim, el New York Times sugiere que un fundamento en las artes puede también ayudar a mejorar las habilidades de alfabetización, particularmente entre niños que apenas empiezan a leer.

Habilidades sociales mejoradas

Una educación en arte también puede ayudar a mejorar las habilidades sociales y la autoestima. De acuerdo a Americans for the Arts, los niños que participan en programas de educación artística aprenden a trabajar como parte de un equipo y entienden diferentes puntos de vista. También son capaces de desarrollar entendimiento y apreciación por diferentes culturas, lo que se puede traducir en un incremento en el sentido de tolerancia y en la aceptación social. Los programas de arte ayudan a los niños a desarrollar un mayor sentido de las obras de arte y desarrollan orgullo por sus trabajos terminados. Mientras los niños son motivados a seguir su visión y hacer lo mejor, pueden desarrollar un mayor sentido de confianza y autoestima. Esta confianza incrementada puede llevar a una mayor participación social en la escuela. De acuerdo a Abrakadoodle, un programa nacional de arte infantil, los niños que participan en las artes tienen cuatro veces más posibilidades de volverse presidentes de la clase o a participar en ferias de matemáticas o ciencias.

Creatividad incrementada

Los programas en artes motivan a los niños a ser creativos y a usar su imaginación tanto como sea posible. Este énfasis incrementado en la creatividad puede ayudar a fomentar nuevas formas de pensamiento sobre el mundo en general. De acuerdo a The Boston Globe, los programas de arte son críticos en ayudar a los estudiantes a expandir el entendimiento de su lugar en la relación con el resto del mundo. Los estudiantes que participan en programas de arte son motivados a usar sus mentes creativas para mejorar sus habilidades de observación y "pensar fuera de la caja" en términos de resolución de problemas. Los programas de arte motivan la innovación y el pensamiento no lineal, habilidades que pueden usarse no sólo en escenarios académicos sino en el mundo profesional también.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca lake | Traducido por esteban arenas