¿Cuáles son los beneficios de la nutrición y de un buen estado físico?

La nutrición se refiere a la alimentación de tu cuerpo. La buena condición física (fitness) hace referencia a tu estado de salud y bienestar. Lo que se pones en tu cuerpo y lo que haces con él determina tu salud en general, el riesgo de desarrollar las principales enfermedades y tu calidad de vida. Al mejorar tu nutrición y condición física, puedes obtener muchos beneficios.

Control de peso

Hay muchos factores que pueden influir en tu peso. Las hormonas, la genética y el medio ambiente juegan un papel, pero la nutrición y la condición física son los principales factores determinantes. La pérdida de peso requiere que quemes más calorías de las que consumes, mientras que el mantenimiento del peso requiere que comas solamente lo que vas a utilizar. El resultado puede ser modificado mediante el aumento o la disminución de la ingesta de alimentos, el ejercicio, o ambos. Muchos planes de dieta sugieren limitar un grupo de alimentos, como grasas o hidratos de carbono. Sin embargo, un estudio realizado en 2009 por el Department of Nutrition at Harvard School of Public Health llegó a la conclusión de que las dietas bajas en calorías fueron eficaces para la pérdida de peso, independientemente del porcentaje de grasa, proteínas o carbohidratos.

Calidad del sueño

La falta de sueño de calidad puede causar fatiga, pérdida de memoria, aumento de peso, dolores de cabeza e irritabilidad. La ingesta antes de dormir puede afectar la calidad del sueño. En 2007, la School of Exercise and Sport Science at the University of Sydney, informó que los alimentos con alto contenido de carbohidratos o alto índice glucémico pueden reducir el tiempo de inicio del sueño y ha determinado que este efecto es más pronunciado cuatro horas antes de acostarse. Además, los alimentos con triptófano como la mantequilla de maní y la leche están asociados con un mejor sueño. El ejercicio es otra técnica para mejorar la calidad del sueño. La Journal of the American Medical Association (Revista de la Asociación Médica Estadounidense) informó en enero de 1997 que el ejercicio regular y de intensidad moderada mejora los patrones de sueño.

Mantenimiento del estado de ánimo

La alimentación y el ejercicio han sido fuertemente vinculado a los estados de ánimo. En 2006, la American Journal of Psychiatry (Revista Estadounidense de Psiquiatría) confirmó que la deficiencia de omega-3 es un factor que contribuye a los trastornos del estado de ánimo y que ingerir sus suplementos probablemente proporcionará un beneficio. De acuerdo con el Department of Nutrition at Arizona State University, una dieta vegetariana está asociada con estados de ánimo saludables. El ejercicio también desempeña un papel importante en el estado de ánimo. La University of Birmingham en el Reino Unido realizó estudios sobre el ejercicio y la depresión e informó que el ejercicio puede ser tan y a veces más eficaz que la medicación, con las mismas tasas de adherencia.

Prevención de Enfermedades

El aumento de la incidencia de las enfermedad y el costo en la atención de la salud requiere estrategias preventivas. Buenas prácticas nutricionales ayudan a prevenir muchas enfermedades. Consumir más granos enteros, frutas y verduras ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer y enfermedades del corazón. Disminuir el consumo de azúcares refinados y de carbohidratos puede prevenir la diabetes tipo 2. Comer más fuentes alimenticias de omega-3, como el pescado, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer y osteoporosis. El ejercicio es también un factor importante en la prevención. En 2007, el Institute of Physical Education en Szczecin, Polonia, informó sobre evidencias que confirman que la actividad física es importante para la prevención primaria de las enfermedades crónicas, la disminución de las tasas de mortalidad y el bienestar físico y psicológico.

Más galerías de fotos



Escrito por kathleen mcgrath | Traducido por tere colín