¿Cuáles son los beneficios del jengibre y la cúrcuma?

El jengibre (ginger) y la cúrcuma (turmeric) son dos especias poderosas que se han usado mucho a través de la historia con propósitos culinarios y médicos. Usar estas especias en recetas provee una manera de condimentar una variedad de comidas sin agregar sodio o grasa. Como suplementos, el jengibre se ha usado frecuentemente en las medicinas tradicionales y herbarias y la cúrcuma se ha usado mucho para tratar varias enfermedades físicas, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center. Aunque se usan en muchos tipos distintos de cocinas por su picante y sabor, estas especias también podrían proveer un número de beneficios a la salud.

Lucha contra el cáncer

El jengibre y la cúrcuma son rizomas en la familia Zingiberaceae. De acuerdo con un estudio de 1999 publicado en el "British Journal of Cancer" por investigadores del Forest Research Institute of Malaysia, se ha encontrado que los extractos de jengibre y cúrcuma inhiben el crecimiento de tumores cancerígenos. En este estudio de las células cancerígenas humanas, se encontró que la cúrcuma inhibe completamente un mayor crecimiento de éstas. También se encontró que el jengibre inhibe el crecimiento de tumores. En el 2006, un estudio adicional de investigadores en el University of Michigan Comprehensive Cancer Center mostró que el jengibre tiene más beneficios para las mujeres que sufren cáncer de ovarios, ya que mata las células cancerígenas ováricas. La cúrcuma y el jengibre tienen propiedades antioxidantes que contribuyen a su capacidad de ayudar a prevenir el cáncer.

Reducir inflamación

Tanto el jengibre como la cúrcuma tienen propiedades antiinflamatorias. La cúrcuma es muy usada en las medicinas tradicionales y ayurvédicas para tratar la inflamación. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, un estudio mostró que una mezcla de hierbas ayurvédicas y cúrcuma disminuye la inflamación en personas que sufren de osteoartritis, aunque no está claro si fue la cúrcuma la responsable de la respuesta de disminución de la inflamación. El jengibre también se usa para disminuir la inflamación en las medicinas tradicionales y herbarias. Los profesionales del cuidado de la salud suelen usar jengibre para tratar condiciones inflamatorias, como la artritis y la colitis ulcerosa, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center.

Problemas estomacales

La cúrcuma y el jengibre se usan para tratar distintas formas de problemas estomacales y relacionados con la digestión. Se ha demostrado que el jengibre es efectivo en la reducción de síntomas de las náuseas y vómitos relacionados con la quimioterapia. El University of Maryland Medical Center señala la efectividad del jengibre de reducir las náuseas y los vómitos de los mareos. La cúrcuma podría ayudar a reducir los síntomas de indigestión, como la hinchazón y los gases, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por paula ximena cassiraga