¿Cuáles son los beneficios de la esgrima?

La esgrima es un deporte competitivo disfrutado en todo el mundo. Utilizando espadas réplica; el florete, la espada y el sable, los esgrimistas o tiradores intentan anotar puntos al golpearse entre sí y moverse de adelante hacia atrás en un área llamada pista. La esgrima es un deporte de combate relativamente seguro ya que los participantes utilizan máscaras, guantes y petos protectores. Este deporte ofrece a los participantes frecuentes un número de beneficios.

Flexibilidad

La esgrima es un deporte de estocadas. Entre más profunda la estocada y más adelante puedas estirarte, más capaz serás de golpear a tu oponente pero manteniéndote fuera de su alcance. Las estocadas profundas mejorarán la flexibilidad de tus muslos, caderas y glúteos al igual que de tu espalda alta y baja y los hombros al alcanzar hacia adelante e intentar tocar al oponente. Debido a que tendrás la tendencia a guiar con la misma pierna y brazo, es importante realizar estiramientos adicionales para tus extremidades no dominantes para mantener un balance entre tus costados izquierdo y derecho.

Fuerza de piernas y resistencia

Un duelo de esgrima consistirá de muchas estocadas y recuperaciones y movimientos hacia adelante y hacia atrás en la posición de guardia. Estos movimientos incrementarán la fuerza de tus piernas y su resistencia. Así como con los beneficios de flexibilidad de la esgrima, tendrás la tendencia de guiar más con una pierna que con la otra así que es importante realizar también ejercicios de fortalecimiento para la pierna no dominante.

Acondicionamiento anaeróbico

La esgrima es un deporte explosivo de iniciar y detenerse, en el cual los periodos de actividad de alta intensidad están intercalados con periodos de recuperación. La esgrima desarrollará tu habilidad de realizar actividad independiente al consumo de oxígeno. Conforme tu condición anaeróbica mejora, encontrarás que puedes trabajar más duro y por más tiempo antes de que el ácido láctico se acumule en tus músculos y te fuerce a ir más lento o a detenerte. El ácido láctico causa la sensación de quemazón que sientes en los músculos al trabajas de manera anaeróbica. Con el entrenamiento, tu cuerpo produce menos ácido láctico y es más capaz de desecharlo rápidamente al detener la actividad.

Acondicionamiento aeróbico

Aunque la esgrima es un deporte principalmente anaeróbico, tu corazón y pulmones obtendrán un buen ejercicio al recuperarte entre los periodos intensos de actividad y tu cuerpo maneje el ácido láctico que se ha acumulado dentro de tus músculos. El acondicionamiento aeróbico describe la habilidad de tu cuerpo de ingerir, transportar y utilizar el oxígeno y se relaciona con la salud cardio-respiratoria. Tu sistema aeróbico también trabaja mucho, en pocas palabras, desalojando ácido láctico y como resultado, el ejercicio anaeróbico mejorará tu condición aeróbica.

Coordinación

A diferencia de los deportes de ciclos, como correr y remar, la esgrima requiere que muevas tu cuerpo en una multitud de formas. Los brazos y piernas deben trabajar en conjunto de manera armoniosa al atacar, defender y contraatacar. Aunque existen posiciones comunes que adoptarás durante el duelo de esgrima, muchos de los otros movimientos que realizarás serán meramente reactivos. Tener una buena coordinación hará que tus movimientos sean más suaves y menos torpes.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por glen boyd