Cuáles son los beneficios de las artes marciales para niños

Las artes marciales son un método antiguo de entrenar tu mente, cuerpo y espíritu para actuar como uno. Los practicantes de las artes marciales se esfuerzan por la armonía, pero también aprenden técnicas efectivas, a veces devastadoras, de defensa personal. Los niños que se involucran en las artes marciales obtienen muchos beneficios en varias áreas de la vida. La mayoría de las artes marciales se originaron en Asia e incluyen karate, kung fu, jiu jitsu, tae kwon do, judo y muay thai.

Salud

La salud es el elemento crucial de todas las clases de artes marciales, especialmente donde se involucran los niños. Calentamientos con saltos de tijera, lagartijas y estiramientos son comunes y los movimientos de las artes marciales por lo general retan a tus músculos y sistema cardiovascular. Los artistas marciales son conocidos por estar tonificados, flexibles y en forma; tu hijo no será la excepción.

Defensa personal

La habilidad para defenderte contra un agresor es un sentimiento poderoso. La mayoría de las artes marciales usan la defensa personal como un pilar del programa entero. Los métodos preciso varían de disciplina a disciplina, pero puedes estar seguro que con la práctica regular, tu hijo aprenderá a defenderse por si mismo de varias maneras. Muchas escuelas de artes marciales también enseñan técnicas mundanas para que los niños eviten los problemas a toda costa.

Autodisciplina

Las artes marciales ayudan a inculcar concentración mental en tu hijo, dándole la habilidad para concentrarse en una tarea y terminarla completamente. La disciplina que se enseña en un dojo concerniente a los uniformes, costumbres y técnicas se traduce en otras áreas de la vida, incluyendo la escuela y los quehaceres del hogar.

Respeto

Las artes marciales inculcan respeto. Pegar, golpear, aventar y bloquear son secundarios al respeto que se enseña desde el momento en el que entras a un dojo. Los niños aprenden a hacer reverencias a sus maestros que aprendieron antes que ellos y a sus instructores actuales. También aprenden a tratar a otros estudiantes como ellos quieren ser tratados. Los instructores de calidad de artes marciales se enfocan en el asunto del respeto regularmente e instruyen a sus alumnos a practicar el respeto por uno mismo, los padres, maestros y colegas en toda oportunidad.

Autoconfianza

Un niño que está involucrado en las artes marciales generalmente es un niño que tiene confianza en si mismo. Trabajar con un arte marcial y el sistema de cintas le da a un niño objetivos claros a seguir y que son realísticos para obtener. El sentido de logro que siente un niño al dominar una nueva técnica o graduarse hacia otra cinta, lo sigue a todos lados.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por monica del valle