¿Cuáles son los beneficios para la salud de la pasta de tomates?

La pasta de tomate es la reducción de los tomates que se le cuela todas las semillas y la piel. Después de cocinar el tomate por muchas horas se espesa hasta formar una pasta, reduciendo el exceso de humedad. Disponible en tubos o latas, la pasta de tomate cuenta con sabor a tomate concentrado. Es una fuente de varios nutrientes y también cuenta con algunos de los compuestos que no están tan disponibles en los tomates crudos, por lo que es un agregado saludable para las recetas.

Nutrientes

Un porción de una cucharadita de pasta de tomate contiene sólo 13 calorías y nada de grasa, lo que significa que no es probable que contribuya al aumento de peso. También proporciona 244 unidades internacionales de vitamina A, lo cual es importante para la salud de la vista, la reproducción y el desarrollo de los ojos del feto. Aunque no es tan rica en vitamina C, como los tomates frescos, dicha pasta todavía proporciona 3,5 mg de este antioxidante que mejora la inmunidad y la reparación de los tejidos. También es una fuente de vitamina K y varias de las vitaminas B. Una cucharada de pasta de tomate, cuenta con 0,5 mg de hierro, como así también contribuye con la debido funcionamiento de los glóbulos rojos. La pasta de tomate proporciona 162 mg de potasio por cada cucharada lo que ayuda a tu cuerpo a regular los fluidos y las reservas de minerales.

Antioxidante

El proceso para hacer la pasta de tomate hace más biodisponibles a algunos de los antioxidantes. Los antioxidantes son compuestos que eliminan los radicales libres en el cuerpo asociados con la enfermedad y el envejecimiento. Un estudio publicado en “Journal of Agriculture and Food Chemistry” en mayo de 2002 encontró que el proceso de cocción de los tomates elevó la actividad antioxidante de los mismos, especialmente del llamado licopeno. El consumo elevado de productos de tomate que contienen licopeno se correlaciona con la disminución del riesgo de cáncer de próstata.

Quemaduras solares

El consumo de pasta de tomate puede ayudar a proteger contra el rubor que se produce como resultado de la exposición a la luz ultravioleta. El "Journal of Nutrition" publicó un estudio en mayo de 2001 mostrando que 40 g de pasta de tomate consumida con 10 g de aceite de oliva durante 10 semanas resultó en una reducción del 40 por ciento de la eritema o quemadura solar. Los investigadores atribuyen el licopeno en la pasta como la causa de este resultado positivo. En la edición de enero de 2011 de "British Journal of Dermatology", un estudio reveló que el consumo de 55 g de pasta de tomate en el transcurso de 12 semanas proporcionó la protección contra el daño causado a la piel debido a la exposición al sol.

Usos

Los fabricantes utilizan la pasta de tomate como la base para algunos jugos y salsa de tomate. Puedes agregar la pasta de tomate a la marinara o salsa de carne para la pasta para intensificar los sabores y proporcionar una textura espesa. Dicha pasta es también un ingrediente en muchas recetas de chile y caldo de carne.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por martín giovana