¿Cuáles son los beneficios para la salud de las grosellas?

Aunque las grosellas son parecidas a las uvas, en realidad son bayas rellenas de diminutas semillas. Las frutas, que pueden ser verdes, blancas o rojas, aportan muchos nutrientes. Las grosellas se han consumido durante siglos directamente desde las enredaderas o preparadas en tartas, jaleas y otros postres. Incorporar grosellas a la dieta puede ser todo un desafío debido a que no están disponibles en muchos supermercados, pero encontrar formas de hacerlo puede tener muchos beneficios para la salud. El U.S. Department of Agriculture sostiene que 1 taza de bayas frescas, como las grosellas representa una porción de frutas y que los hombres y mujeres adultos saludables necesitan al menos 2 tazas de frutas al día. Cada taza de grosellas aporta sólo 66 calorías.

Vitamina C

Al igual que la mayoría de las frutas, las grosellas son una buena fuente de vitamina C. Una taza de grosellas frescas contiene 42, 5 mg de vitamina C. Para un hombre adulto, esto corresponde al 46% de la dosis diaria recomendada de vitamina C; para una mujer adulta, una taza de grosellas representa el 55% de la ingesta recomendad de este nutriente. La vitamina C es necesaria para que el cuerpo pueda absorber el hierro y promueve la formación de colágeno. Necesitas una abundante cantidad de vitamina C para mantener la buena salud de huesos, músculos, cartílagos y vasos sanguíneos. Una dieta que incluye la cantidad adecuada de vitamina C también puede ayudar a combatir infecciones y prevenir enfermedades tales como el resfriado común.

Fibras

Audrey H. Ensminger afirma en su libro "Foods and Nutrition Encyclopedia" que uno de los principales beneficios de las grosellas es su impresionante contenido de fibras. Una taza de grosellas frescas aporta 6,5 g de fibras dietarias. Según Harvard School of Public Health, la dieta de un adulto promedio requiere al menos 20 g de fibras por día, aunque en el caso de las mujeres lo mejor es consumir 25 g diarios y en los hombres unos 38 g. Una porción de grosellas de una taza aporta el 17% de las cantidad diaria recomendada (RDA) de fibras para los hombres, mientras que para las mujeres este valor corresponde al 26%. Asegurarse de consumir la cantidad adecuada de fibras puede ayudar a prevenir el estreñimiento, así como también enfermedades más graves, como el cáncer de colon y la insuficiencia cardíaca.

Potasio

El potasio es un nutriente importante porque permite que los sistemas nervioso y muscular funcionen correctamente. El potasio promueve el funcionamiento normal de las células nerviosas, a la vez que ayuda a mantener una presión arterial saludable y previene el ritmo cardíaco anormal. Si no consumes potasio regularmente, tendrás más posibilidades de padecer osteoporosis, presión arterial alta o accidentes cerebrovasculares. Los adultos deben consumir 4.700 miligramos de potasio al día. Las grosellas frescas contienen 297 miligramos de potasio por porción de 1 taza, aportando tanto a hombres como a mujeres el 6,3% de la ingesta diaria recomendada.

Diferentes vitaminas y minerales

Las grosellas aportan otras vitaminas y minerales que ofrecen beneficios para la salud. Ensminger informa que las grosellas contienen una alta concentración de vitamina A para la buena visión, con 435 unidades internacionales, o UI, por cada porción de 1 taza o más del 48% de la dosis recomendada de vitamina A para los hombres y el 62% para las mujeres. Una porción de 1 taza de grosellas también aporta 38 mg de calcio, 40 mg de fósforo y 1,3 g de proteínas. Las vitaminas y los minerales en dosis pequeñas incluyen vitamina E, hierro y magnesio.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por valeria d'ambrosio