Cuáles son los beneficios de una buena flexibilidad

Los beneficios de una buena flexibilidad incluyen la mejora del rendimiento, disminución del riesgo de sufrir lesiones, ayuda a controlar el estrés y mejora la relajación. Es esencial establecer técnicas de estiramiento apropiado, no sólo para aumentar tu flexibilidad, sino que evitar las lesiones. Como sucede con cualquier programa de ejercicios, habla con tu médico antes de comenzar ejercicios de estiramiento.

Mejora el rendimiento

Una mayor flexibilidad en las articulaciones y los músculos puede mejorar tu desempeño general en el trabajo y los deportes. Tener unos músculos fuertes y flexibles puede ayudar a levantar objetos, agacharse y moverse. La flexibilidad te permite desempeñarte en tus labores diarias sin cansarte tanto como un persona que tiene menos fuerza y flexibilidad. Tu desempeño en el campo de juego o en la pista de baile mejorará si tienes una mayor flexibilidad en tus extremidades.

Menos lesiones

La flexibilidad mejora tu rango de movimiento y un rango de movimiento completo ayuda a mantener el equilibrio y disminuye el riesgo de caídas. La flexibilidad permite que los músculos y articulaciones se estiren y se curven, disminuyendo las lesiones musculares y esguinces. En general, la mayor flexibilidad disminuye el riego de lesiones.

Alivia el estrés

La flexibilidad aumenta a través de los ejercicios de estiramiento que a su vez relajan los músculos. Los músculos flexibles están menos tensos y se reduce el estrés.

Ganar buena flexibilidad

Desarrolla una rutina de estiramiento y ejercicios que incorpore estiramiento. Busca opciones para realizar mientras manejas o en el trabajo. Aprender tai chi te ayudará a enfocarte en los movimientos de estiramiento que te ayudan a aumentar tu flexibilidad. Las posturas de yoga estiran los músculos, incorporando fuerza y flexibilidad.

Estirar para lograr flexibilidad

Comienza tus ejercicios de estiramiento con un calentamiento de 5 a 10 minutos. Nunca realices estiramiento antes de calentar tus músculos. Una caminata casual mientras balanceas tus brazos hacia adelante y hacia atrás hace que tus sangre circule a través de tus músculos. Estira al menos 30 minutos al día, tres veces por semana. Comienza cada rutina de manera lenta. Recuerda respirar mientras haces los estiramientos, nunca aguantes la respiración. No estires de más, ya que podrías tensar los músculos. Mantén cada estiramiento durante 10 a 30 segundos y no te balancees mientras lo haces. Si el tiempo es un factor, considera estirar inmediatamente después de tomar una ducha o baño, cuando la temperatura de tus músculos suba producto del agua caliente. Estira justo después de levantarte de la cama cada mañana. Alcanzar el techo, en puntas de pies e inclinándote de lado a lado puede aumentar tu flexibilidad.

Ejercicios

Algunos estiramientos que puedes considerar incorporar en tu rutina incluye estiramientos de pantorrilla (calf stretch), músculos isquiotibiales (ham-string stretch), cuadriceps (quadriceps stretch), flexores de la cadera (quadriceps stretch), banda iliotibial (iliotibial band stretch), rodilla al pecho (knee-to-chest stretch), hombro (shoulder stretch), de hombro con toalla (shoulder stretch with towel), cuello (neck stretch) y torácico (chest stretch). Busca un entrenador profesional para aprender la técnica apropiada para cualquier estiramiento desconocido.

Más galerías de fotos



Escrito por cecilia harsch | Traducido por mariajose mansilla