¿Cuáles son los beneficios de un código de vestimenta casual?

Las empresas comenzaron a instituir códigos de vestimenta relajada en la década de 1990, con sentimientos mezclados y varios resultados. Los empleadores y sus trabajadores algunas veces luchan por lograr el balance entre una apariencia profesional y la practicidad. Los códigos de vestimenta informal de negocios en el área de trabajo pueden ser beneficiosos porque alivian el estrés de la conformidad, gastos e incomodidad.

Moral

Un código de vestimenta informal de negocios puede ayudar a los empleados a sentirse más relajados y a ser capaces de concentrarse en sus tareas. En los lugares de trabajo donde los trajes son requeridos, los empleados pueden experimentar la distracción de la ansiedad sobre su apariencia. También pueden ser menos propensos a concentrarse en como deben cambiarse después de las obligaciones del trabajo, tales como compartir el coche, deportes juveniles o esfuerzos de caridad. Los empleados que se encuentran en la zona de confort, donde la apariencia no es escudriñada o medida a comparación de otros, pueden desempeñarse mejor en el trabajo.

Economía

Un código de vestimenta relajado en la oficina puede ayudar a disminuir la presión económica en los empleados. La compensación por el costo de limpiar y reemplazar trajes de negocios y accesorios no es común en los lugares de trabajo. Algunos empleados pierden el foco debido al resentimiento sobre el precio que deben pagar para vestir apropiadamente bajo las directrices de una vetimenta estricta. Los empleados pueden trabajar duro si reciben la recompensa de vestir cómodamente.

Eficiencia

Una compañía con un código de vestimenta casual puede maximizar la versatilidad de su fuerza de trabajo. Por ejemplo, un pequeño negocio que confía en las multitareas de los empleados puede confiar en que los trabajadores harán más que saludar a los clientes o trabajo de escritorio si están vestidos para manejar deberes como mover materiales, desplazarse a otros lugares de trabajo, o hacer malabares entre responsabilidades entre el frente y la parte posterior de las operaciones.

Auto-expresión

Las compañías que apoyan el código de vestimenta casual pueden enviar señales positivas a los empleados que aprecian la individualidad. Las contribuciones sólidas pueden venir de gente que se viste diferente, pero que realiza metas en común. Finalmente, es importante para los empleados añadirse al código de vestimenta informal de negocios de sus empleadores y entender que relajado no significa descuidado. Artículos como chanclas y jeans gastados están generalmente prohibidos incluso para los viernes informales.

Más galerías de fotos



Escrito por a. scott walton | Traducido por esther guerrero