¿Cuáles son los beneficios para la salud de las uvas negras sin semilla?

Las uvas negras, de color aterciopelado y deliciosamente dulces y jugosas, pueden consumirse frescas y crudas, secas como pasas o en jugos. Ricas en nutrientes, las uvas negras sin semillas son similares en sabor y textura a las uvas rosadas o verdes, pero debido al color de su piel, tienen mayor contenido antioxidante. El U.S. Department of Agriculture recomienda comer entre 1 1/2 y 2 tazas de fruta por día como parte de una dieta balanceada, y si comes uvas negras te ayudará a cumplir con esa meta.

Antocianinas

Las antocianinas son el compuesto flavonoide que les da a las uvas negras su color oscuro. Cuanto más oscura es la fruta, mayor es el contenido de anotcianina. Un antioxidante natural, la antocianina protege tu cuerpo del daño de los radicales libres, producidos cuando tu cuerpo descompone los alimentos, reduciendo el riesgo del daño celular y de la muerte y potencialmente haciendo más lento el proceso de envejecimiento. Un estudio publicado en el "Annual Review of Food Science and Technology" de 2010 descubrió que las antocianinas pueden ayudar a reducir la inflamación y la actividad del cáncer, aliviar la diabetes y controlar la obesidad.

Polifenoles

Los polifenoles también están presentes en altas concentraciones en las uvas negras. Uno de los antioxidantes que se encuentran y se consumen en cantidad, se presenta básicamente en bebidas a base de frutas y plantas, incluyendo jugos y vino tinto hecho con uvas negras. Una publicación de 2005 de la American Society for Clinical Nutrition cita a los polifenoles como que previenen las enfermedades cardiovasculares, los cánceres y la osteoporosis. También pueden ayudar a prevenir las enfermedades neurodegenerativas y determinados tipos de diabetes. Sin embargo, la mayoría de los estudios se realizaron in vitro o fueron experimentos con animales, por lo que la investigación no es concluyente.

Bajo índice glucémico

Según "A History of Food", las uvas negras tienen un índice glucémico más bajo que las otras uvas. Si bien "Harvard Health Publications" cita el GI (índice glucémico) promedio para todas las uvas como 59, las uvas negras, según "A History of Food" menciona un GI de 43 a 53. Cuanto más bajo es el GI, menos efecto tiene la comida sobre tus niveles de azúcar en sangre y en la insulina. Esto significa que las uvas no harán que tus niveles de azúcar en sangre suban repentinamente, lo que, además de ser peligroso para los diabéticos, puede conducir a saltos en el nivel de energía y a choques.

Contenido de resveratrol

Un fitonutriente, el resveratrol está presente en altas concentraciones en todas las uvas, incluyendo las negras. Antioxidante natural, el resveratrol puede ser útil para incrementar el ciclo de vida y prevenir el crecimiento y desarrollo de células cancerosas. Pero la mayoría de los estudios de la substancia se han realizado sobre levadura, insectos y animales, de modo que aún no se comprende el efecto del resveratrol en humanos. Algunos científicos creen que puede ser el contenido de resveratrol en el vino tinto el que hace posible la "Paradoja francesa": bajos niveles de enfermedad cardiovascular entre los franceses a pesar de tener altos niveles de fumadores y grasa saturada en la típica dieta francesa.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica lewis | Traducido por irene cudich