¿Cuáles son los beneficios del aceite de olivo para la digestión?

Es probable que hayas oído que el aceite de oliva es una de las opciones de aceite más saludables para cocinar y comer. Es alto en grasas, pero la mayoría de ellas son grasas monosaturadas saludables para el corazón de acuerdo con la American Heart Association. Elegir este aceite por sobre otras grasas menos saludables, como la mantequilla, puede beneficiar a tu corazón y disminuir tus niveles de colesterol. Como si estos beneficios no fueran suficientes, el aceite de oliva también puede contribuir a la buena digestión.

Fomenta la producción de péptidos

Una vez que tragas la comida, tu cuerpo se encarga de secretar ácidos y otros componentes que ayudan a romper la comida y transportar los nutrientes que contiene por todo el cuerpo. De acuerdo con M. Carmen Ramirez Tortosa y Parveen Yaqoob, autores del libro "Olive Oil and Health", el aceite de olivo fomenta la producción de péptidos, que apoyan la buena digestión y ayuda a la absorción de nutrientes. El consumo regular de este aceite hará que tus intestinos trabajen de manera eficiente al consumir lo que es necesario para la buena salud y eliminar el resto en tus heces.

Reduce el reflujo

Comer rápidamente, así como comer alimentos altos en grasas, puede causar reflujo gástrico o acidez. Éste se caracteriza por una sensación de ardor en el estómago, garganta o esófago debido a una alta concentración de ácido en tu cuerpo que intenta digerir este tipo de alimentos no saludables. Un estudio publicado en 2001 de "Gracas y Aceites", un diario que se enfoca en los roles de las grasas y aceites en la dieta humana, indica que el aceite de olivo puede reducir la secreción de ácido gástrico. El aceite de olivo puede calmarlo y prevenir el reflujo gástrico, que significa que menos ácido regresará. El aceite también se digiere más lentamente así que puedes comer menos y más lentamente, lo que ayuda a prevenir el reflujo también.

Apoya el páncreas

El páncreas a menudo es una parte del cuerpo ignorada del sistema digestivo, pero es esencial para la producción de hormonas y para producir enzimas que el intestino delgado necesita para digerir la comida. El aceite de oliva es particularmente benéfico para el páncreas porque sólo requiere que produzca una pequeña cantidad de enzimas, lo que significa que trabaja menos, reporta el estudio antes mencionado en "Gracas y Aceites". Esto beneficia a tu páncreas al mantenerlo fuerte y saludable. La publicación de junio del 2000 del "Journal of Epidemiology and Community Health" afirma que el aceite de olivo también puede ofrecer protección para el cáncer pancreático.

Apoya los intestinos saludables

El intestino grueso y delgado son esenciales para digerir los alimentos y obtener los nutrientes para el cuerpo. Comer aceite de olivo en lugar de aceites menos saludables puede mejorar la eficacia de tus intestinos. El aceite de olivo también ayuda a que los intestinos absorban más vitaminas y minerales de los alimentos que comes, lo que lo hace benéficos para las personas que padecen trastornos digestivos, reporta el estudio de 2004 en "Gracas y Aceites".

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por alejandra medina