¿Cuáles son los beneficios de correr escaleras?

No hay mucho que puedas hacer de forma gratuita en estos días, y el ejercicio no siempre es la excepción. A veces puede parecer como si tuvieras que pagar con algo más que sudor y trabajo duro para ponerte en forma; sin embargo, hay muchas formas sencillas de obtener una buena sesión de cardio a la semana, y correr escaleras ya sea en interiores o al aire libre beneficiará tu salud cardiovascular, fortalecerá y acondicionará tus músculos.

Mantiene tu peso bajo

Correr escaleras es una actividad de cardio que va de moderada a alta intensidad que quema calorías para obtener energía. Tu ritmo cardíaco aumenta, tus músculos trabajan más duro y necesitas más oxígeno para subir y descender. Para obtener los mejores resultados, corre escaleras en intervalos de alta intensidad y corta duración. Esto acelerará tu metabolismo, lo que significa que quemarás más calorías, reduciendo el exceso de peso. Recuerda, que sólo vas a bajar de peso si consumes menos calorías de las que quemas, así que evita los alimentos salados y con grasa, y mantén una dieta sana.

Protege tu corazón y combate las enfermedades

Como se trata de un ejercicio de cardio, correr escaleras te ayuda a fortalecer el corazón y los pulmones. La presión arterial y el nivel de colesterol bajan y tu riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 se reduce. El American College of Sports Medicine recomienda un mínimo de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada, cinco días a la semana, o 20 minutos de ejercicio vigoroso, tres veces por semana. Correr escaleras entre tus ejercicios semanales contribuirá a el logro de tus objetivos.

Moldea tus glúteos y desarrolla tus muslos

Correr escaleras fortalecerá tus músculos, sobre todo los cuádriceps y los glúteos, pero también se activará tu cadera manteniéndola fuerte. Las articulaciones del tobillo además de los músculos que cubren las espinillas y conectan los dedos del pie también se beneficiarán. Otro grupo de músculos comprometidos son los que se extienden hacia el cuello además de los que apoyan y protegen tu columna, incluyendo la espalda baja. Fortalecer y desarrollar estos grupos musculares te dará beneficios estéticos y te ayudará a mantener la estabilidad del torso.

A cualquier hora y en cualquier parte

Hay una variedad de máquinas con las que puedes replicar el acto de subir escaleras, incluyendo el stepmill y el stair climber, pero las visitas al gimnasio o la compra de equipo costoso, no son necesarias porque las escaleras están en todas partes. Usa las escaleras en vez del ascensor en el trabajo y haz ejercicio al aire libre donde puedas encontrar algunas escaleras. El suelo en los espacios naturales de los bosques o montes también se puede utilizar como escaleras. Al utilizar las escaleras de tu casa, sube y baja dos o tres veces en lugar de usar las escaleras una vez.

Hazlo correctamente

Comienza lentamente. Entra marchando en el mismo lugar, o haz saltos de tijera (jumping jacks) y estiramientos. Primero sube los primeros escalones sin correr. Cuando hayas calentado, sube y baja las escaleras dos o tres veces a una velocidad moderada, asegurándote de mantener el equilibrio. Descansa un minuto o dos, y repite dos veces más con un descanso de dos minutos entre series. Los pasos más amplios son más fáciles de dar y te darán más libertad. Los pasos estrechos te darán un entrenamiento más exigente.

Calentamiento

Siempre consulta a tu médico antes de iniciar cualquier actividad física extenuante. Correr escaleras puede ser duro para las articulaciones, así que usa calzado de apoyo. Hay lesiones que tienen más posibilidad de ocurrir mientras corres escaleras, como caer y fracturarte; debes mantener la estabilidad y llevar un compañero contigo por seguridad.

Más galerías de fotos



Escrito por steven lowis | Traducido por maria del rocio canales