¿Cuáles son los beneficios de los suplementos de cobre?

El cobre, un aceite mineral, siempre ha desempeñado un papel importante en la salud humana; su uso data del año 400 a.C., cuando Hipócrates dijo haberlo empleado como tratamiento para una variedad de trastornos. El consumo de suplementos de cobre puede ayudarte a obtener los 900 microgramos diarios que necesitas de este nutriente para prevenir deficiencias, así lo afirma el Institute of Medicine y, además, el mineral ofrece una variedad de potenciales beneficios para la salud. Sin embargo, los suplementos de cobre, también pueden causar efectos secundarios e interactuar con medicamentos, así que debes consumirlos bajo la supervisión de un médico.

Previenen las deficiencias de cobre

Tomar suplementos de cobre ayuda a prevenir o tratar deficiencias de este nutriente. Esto puede ocurrir si no obtienes el cobre necesario a partir de la piel o tomas medicamentos que reducen los niveles de cobre en sangre. La deficiencia de cobre impacta de manera negativa en las células del cuerpo. Causa anemia, una afección que ocurre cuando los glóbulos rojos no pueden suministrar la cantidad suficiente de oxígeno a los tejidos. Los bajos niveles de cobre también podrían perjudicar al sistema nervioso y reducir la pigmentación de la piel.

Promueven la función inmune

Tomar suplementos de cobre es bueno para la función inmune porque necesitas este nutriente para tener glóbulos blancos saludables; células que tienen la responsabilidad de buscar, identificar y destruir agentes patógenos. Los bajos niveles de cobre reducen el conteo de glóbulos blancos, lo que te hace vulnerable a las infecciones. Tomar suplementos de cobre no sólo te ayuda a mantener un conteo saludable de glóbulos blancos, sino que también ayuda a las células a combatir mejor los agentes patógenos, así lo explica el Linus Pauling Institute.

Mantienen la salud ósea

Tomar suplementos de cobre bajo supervisión médica podría ayudar a mantener la salud de los huesos. El cobre activa la lisil oxidasa, una enzima que tus células necesitan para producir colágeno, un componente del tejido óseo saludable. Además, tiene un efecto beneficioso sobre la densidad ósea. A medida que envejeces, pierdes densidad ósea naturalmente, pero el consumo de suplementos de cobre puede retrasar la pérdida de densidad ósea, así lo explica el Linus Pauling Institute. Además, los suplementos previenen los bajos niveles de cobre, algo que está relacionado con el alto índice de fracturas de cadera en personas mayores. El Linus Pauling Institute advierte que la relación entre el cobre y la salud ósea necesita más investigación, pero el consumo de estos suplementos podría ofrecer algunos beneficios.

Consideraciones y posibles efectos secundarios

Asegúrate de consultar a tu médico antes de comenzar a tomar suplementos de cobre porque pueden interactuar con ciertos medicamentos o causar efectos secundarios si tomas dosis muy altas. La sobredosis de cobre puede causar malestar digestivo, mareos o un sabor metálico en la boca, mientras que la toxicidad por cobre (una sobredosis grave) puede ser fatal. Además, los suplementos de cobre interactúan con varios medicamentos, incluidos anticonceptivos y analgésicos y pueden evitar que el cuerpo absorba correctamente un medicamento utilizado para tratar la artritis reumatoide. Tu médico puede determinar si necesitas suplementos de cobre, así como también ayudarte a establecer una dosis para minimizar los efectos secundarios.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por valeria d'ambrosio